Varios|21 julio 2009 10:00 am

Sony PCM-M10, grabadora digital de campo para profesionales con poco presupuesto


Nueva incursión del gigante japonés en el campo de las grabadoras portátiles profesionales. En pocas semanas, Sony sacará a la calle el modelo PCM-M10, una pequeña grabadora digital con prestaciones suficientes como para acabar en el bolsillo de periodistas y músicos. Dado su aspecto e incluso sus capacidades, no resultaría extraño que acabara también en el bolsillo de los usuarios de a pie.

La grabadora PCM-M10 de Sony sigue los pasos de la recordada Sony PCM-D1, pero sin su aspecto retrofuturista ni sus prestaciones para profesionales especializados. También es verdad que el modelo actual es muchísimo más barato que su antecesora. La PCM-M10 es una grabadora de campo que incorpora dos micrófonos de tipo electret, capaces de ofrecer sonido estéreo de calidad. En cualquier caso, incorpora una entrada de línea, y otra para micrófono. Quien no esté conforme con el sonido de los micrófonos incorporados, siempre puede utilizar otros modelos externos.

El dispositivo de Sony llega a un mercado donde otros competidores ya han creado productos para el mismo tipo de público. Baste recordar las grabadoras de Samson o M-Audio entre otros. La japonesa pretende competir ofreciendo calidad de sonido pese a su precio para principiantes. Incorpora 4 Gigas de memoria interna, pero como esto puede resultar escaso en ocasiones, también tiene una ranura para la lectura de tarjetas de tipo SD y Memory Stick. Una de sus mayores virtudes con respecto a otros productos de la competencia es que dispone de un altavoz incorporado para realizar preescuchas, y variador digital de la velocidad.

Como buena grabadora de campo, tiene carcasa metálica, e incorpora un limitador de volumen para que el usuario no tenga que vigilar constantemente los niveles. Además permite insertar marcadores, y dispone de filtro pasa bajos, y de repetición A-B. Lo mejor de todo es que no hace falta tener reflejos de leopardo para llegar a tiempo las grabaciones. Es un aparato que tiene un buffer de pregrabación de cinco segundos. Aunque se pulse la tecla con un ligero retraso, siempre se obtendrá la grabación completa. Todo esto son prestaciones presentes en grabadoras más caras y más grandes, pero en este caso vienen empaquetadas en un aparato que cabe en la palma de la mano, y que tiene un puerto USB para poder descargar los archivos en un ordenador de sobremesa. De serie viene con software de edición de Sound Forge, uno de los mejores del mercado.

Con respeto a las calidades de grabación, puede trabajar con WAV nativo a 96 kHz y 24 bits de resolución, lo que se conoce como DVD-audio, el sonido de mayor calidad conocido hasta la fecha. Para quien sea menos exigente, también tiene sonido comprimido en MP3 con ratio de bits de hasta 320 kbps. El precio en euros está todavía por determinar.

Via: Gizmología




Otros artículos relacionados:

Sony Signature Collection, ediciones de lujo para coleccionistas (1ª parte)
Memorex miniMove Boombox, un bolso rosa para amplificar el iPod
Samsung YP-R1, nueva ofensiva de Samsung en la guerra del MP4
Sony Vaio P2, el nuevo netbook de Sony llegará en otoño
Etiquetas: ,

Sin Comentarios

Dejar un Comentario