Accesorios|8 septiembre 2009 2:00 pm

Demon Silicone Case, una funda diabólica para proteger el iPhone


Demon-Silicone-Case

Cuenta la leyenda que Robert Johnson, el famoso blues man sureño que conoció la fama con tan sólo 29 temas, hizo un pacto con el diablo en un cruce de caminos para ser el mito que finalmente fue. Hay quien se las ha deseado en la misma comparsa para que su iPhone no sufriera daño alguno, pero precisamente este grupo está de enhorabuena. Y es que acaba de presentarse el Demon Silicone Case, una funda de silicona con forma de sonriente diablo con el que será más fácil, y menos vinculante, hacer un pacto para evitar daños en el terminal de Apple.

El Demon Silicone Case es una funda al estilo de las que podemos encontrar actualmente en el mercado, pero con la salvedad de que a la altura del control del modo vibración del iPhone la estructura presenta un par de simpáticos cuernecillos. Además, en la zona superior al auricular, la funda tiene un par de huecos que simulan los siniestros ojitos del demonio. En la parte trasera los detalles son más evidentes, y a la sonrisa diablólica y los ojos atemorizantes se le suma un par de protuberancias que emulan dos pequeñas garras.

Este artículo, el cual no es difícil imaginar durante la próxima celebración de Halloween, tiene además la peculiaridad de que se ilumina en la oscuridad, con lo cual si dormimos al lado del iPhone envuelto en esta funda no sería raro que nos diese algún sobresalto tras una vívida pesadilla. Una alegría, vamos. La variedad de modelos es sugestivamente amplia, teniendo el Demon Silicone Case en azul, naranja, amarillo, blanco, verde y morado, todos a un precio de 15 dólares (unos 10,50 euros al cambio).




Otros artículos relacionados:

PhotoFast CR-8100, un veloz lector de tarjetas para el iPhone
Wooden Dual Dock, una base de madera para el iPod
Sendstation Pocketdock, adaptadores para convertir la conexión del iPod o el iPhone
Logitec LIC-iREC03P, un micrófono que convierte el iPhone o el iPod en una grabadora
Etiquetas:

Sin Comentarios

Dejar un Comentario