HTC anda de novedades esta semana. En tuexperto.com comentamos la llegada al mercado del HTC S740, pero también casi al mismo tiempo la firma ha anunciado la disponibilidad del HTC Touch Viva. Un teléfono móvil que sigue la estela del primer terminal con el que este fabricante comenzó a ganar notoriedad en nuestro país, el HTC Touch. Un teléfono de pantalla táctil, con Wi-Fi y un precio asequible en comparación con otros móviles táctiles.

Mantiene las grandes señas de identidad de su predecesor, pero para empezar se le ha hecho un pequeño lavado de cara. La pantalla también es de 2,8 pulgadas (240 x 320 píxeles), pero ahora está rodeada por una leve hendidura en lugar del marco plano del diseño original. No hay un cambio sustancial en las dimensiones (104,5 x 59 x 15,75 mm y 110 gramos de peso), montadas en un diseño ligeramente redondeado, en un principio sólo disponible en negro y con los bordes grises.


Las principales novedades las encontramos en algunos puntos de su equipamiento. Se da entrada a WIndows Mobile 6.1 como sistema operativo, gobernado por el mismo procesador (un OMAP 850 a 201 MHz), pero con el doble de memoria RAM (128 MB). También se multiplica por dos el almacenamiento interno (256 MB), pero en cualquier caso habrá que recurrir a tarjetas de memoria microSD para obtener un espacio interesante para guardar canciones, fotos y vídeos.

Para hacer posible el manejo a través de la pantalla táctil, usa la interfaz HTC TouchFLO, más sencilla y limitada que la HTC TouchFLO 3D que vimos en el Diamond y el HTC Touch HD. La cámara es algo pobre, pues sólo tiene dos megapíxeles de resolución y no lleva flash, y se vuelve a repetir la jugada de usar el puerto mini USB tanto para el cable del ordenador como para los auriculares. Nos ahorramos una conexión, sí, pero se pierde la posibilidad de una entrada minijack de 3,5 mm de audio para usar cualquier pareja de auriculares estándar.

Las conexiones sin cables están bastante bien cubiertas, pues contamos con el citado Wi-Fi, para navegar por Internet con las redes inalámbricas a las que podamos acceder, y Bluetooth con perfil A2DP. Esto último permite tanto transferir pequeños archivos como interactuar con equipos de sonido inalámbricos, véanse auriculares sin cables o kits de manos libres para el coche. La excepción está en la conexión a Internet por la red telefónica, que sigue el viejo y lento estándar GPRS.
Es decir, no podemos conectarnos por HSDPA para navegar a alta velocidad con las tarifas de nuestro operador Y tampoco realizar videollamadas. Para esto HTC tiene otros terminales, entre ellos el HTC Touch 3G, precísamente presentado al mismo tiempo que el Viva. El terminal va más enfocado a un público que no tenga la constante necesidad de conectarse desde el móvil. En la línea de otros terminales táctiles como el LG Cookie, pero con el añadido del Wi-Fi.

Su batería de 1100 mAh consigue, según el fabricante, una autonomía de 480 minutos en conversación y 270 horas en espera. Lógicamente, estos tiempos descenderán drásticamente si hacemos un uso intensivo de sus funciones, especialmente el Wi-Fi y el Bluetooth. Su precio en versión libre es de 290 euros. Como vemos, por encima del típico móvil sólo para llamadas y mensajes de texto, pero bastante por debajo de los móviles táctiles todoterreno, al carecer de funciones avanzadas como la nombrada conexión HSDPA, el navegador GPS integrado o la alta capacidad de almacenamiento interno.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,