hp-mini-2
El HP Compaq Mini 700 es el netbook o ultraportátil de bajo coste con el mejor diseño que hemos probado. Tanto en lo estético como en lo práctico, pues a su atractivo perfil redondeado se le suma el teclado que deberían llevar todos estos pequeñines: aprovecha todo el espacio disponible para colocar teclas bien grandes, casi de portátil convencional.

HP ha aprendido una importante lección: al gran público le gustan los netbooks, sí. Pero siempre y cuando vengan con un sistema operativo ligero y un precio asequible. Ahora, la firma estadounidense ha decidido explotar este filón para el gran público con este Compaq Mini 700, manteniendo por otro lado su gama para profesionales con el clásico HP Compaq 2133 y el más reciente HP Compaq 2140.

Claro que no todo iba a ser perfecto. Por desgracia, el buen diseño del HP Compaq Mini 700 viene acompañado de una batería limitada, muy por debajo de lo que consiguen otros ultraportátiles de precio similar. También se le pueden hacer algunos reproches a sus conexiones, aunque es uno de los pocos de su clase que vienen con Bluetooth de serie. Pero mejor vayamos profundizando poco a poco, así que allá va nuestro análisis.

Exquisitez visual y práctica

La innovación en el diseño de los netbooks es, en general, bastante escasa, pues este tipo de portátiles ya son de por sí atractivos por su dimensiones muy manejables y ligeras. El HP Compaq Mini 700, en cambio, aporta un poco de novedad gracias a un diseño curvado y estiloso, que recuerda mucho al de Sony Vaio. Y nos damos cuenta de ello, sobre todo, comparándolo con otros modelos de 10 pulgadas: la mayoría rondan los 1,3 kilos de peso, mientras que este HP se queda en 1,02 kilos.

Esto se logra manteniendo una anchura suficiente para el teclado (261,7 milímetros), pero reduciendo todo lo posible el grosor (25,2 mm, aunque aquí influye el diseño de la batería, sobre la que hablaremos más adelante) y la profundidad (166,7 mm, lo justo para colocar el touchpad debajo del teclado). De esta forma, el HP Compaq Mini 700 ocupa un espacio en el vacío notoriamente inferior al de otros ultraportátiles de diez e incluso nueve pulgadas, con un aspecto más estirado de lo habitual (sin llegar a la absurdez que vimos en el Sony Vaio P).

Como decíamos al principio, el teclado es excelente. Si se redujese más el espacio entre las últimas teclas laterales y los bordes de la carcasa, sencillamente ambos se fundirían. Para ahorrar profundidad, se ha optado por los mismos botones en los laterales del touchpad que usa el Acer Aspire One. Esto es algo que incomodará a más de un usuario, debido a la costumbre de tenerlos debajo. Quizás hubiese sido más útil seguir el formato clásico y colocar en otro sitio el botón para activar y desactivar el touchpad, situado justo sobre éste.
HP-mini-3
Dicho botón está pensado para cuando trabajamos con un ratón, para que no provoquemos ningún movimiento ni acción accidental mientras tecleamos. Por otra parte, el touchpad incluye en un lateral una zona pensada para el desplazamiento vertical por páginas web, documentos y carpetas. Sólo hay que desplazar el dedo por dicha zona hacia arriba o hacia abajo, lo que también permite regular el zoom en programas como Firefox o el mismo Word (sólo hay que mantener pulsada la tecla Ctrl y usar el citado scroll vertical).

La pantalla, que cuenta con retroiluminación LED para ahorrar consumo, aprovecha el espacio que le ofrece el marco dentro de lo mínimamente exigible, y goza de buena luminosidad y la resolución más indicada para este tipo de tamaños. Como es habitual en los ultraportátiles, la parte superior del marco está coronada por una cámara web, acompañada de un micrófono camuflado para los programas de videollamada.

Completamente en negro, la carcasa superior está rematada con un acabado en tramas de cuadrículas, que se observan sobre todo al contraluz. Una curiosidad visual dentro un equipo que mantiene el minimalismo hasta en los controles: lleva dos sencillas palancas en el frontal, cada una con dos posiciones. Una para encender y apagar el equipo, y la otra para activar o desactivar las conexiones inalámbricas (Wi-Fi y Bluetooth).


Una de cal y una de arena

Pocos netbooks de 400 euros llevan Bluetooth de serie, y esto es un buen punto a favor para el HP Compaq Mini 700. Lástima que no podamos decir lo mismo en las conexiones físicas. Conserva algunas de las posibilidades típicas de los de su clase, como los dos puertos USB, el puerto Ethernet, el lector de tarjetas de memoria o las conexiones para auriculares, altavoces y micrófono (comprimidas en este caso en un sólo minijack de 3,5 mm, que hace las veces de entrada y de salida).

Pero luego encontramos algunos puntos que HP se podría haber ahorrado, como la salida para monitor externo. Es una VGA, pero no la estándar, sino un puerto propio de HP, y que por tanto requerirá comprar aparte un cable específico. Lo mismo sucede con la unidad HP Móvil. Esta última es una tapita situada en el lateral derecho, que sirve para ampliar el almacenamiento del equipo usando un accesorio de la firma, que también se paga aparte.

La mayoría de usuarios, sin duda, hubiesen agradecido bastante más un puerto USB común y corriente. O un módulo HSDPA para insertar una tarjeta SIM y poder navegar sobre la línea telefónica sin usar un módem USB. En definitiva, cualquier otra conexión que sea un estándar, y no una apuesta particular de HP por un accesorio casi completamente desconocido.
HP-mini-1
Buen rendimiento y almacenamiento intermedio

Otro de los errores que ha corregido HP con este Compaq Mini 700 está en el cerebro y el corazón del equipo: adiós a Windows Vista y al procesador VIA, bienvenida a Windows XP y a la plataforma Intel Atom, todo ello aderazado con 1 GB de memoria RAM. El resultado de esto es un rendimiento rápido, efectivo y sin reproches. El sistema invierte entre 35 y 40 segundos en arrancarse completamente, y el apagado se produce en unos 15 segundos desde que le damos la orden.

Conviene recordar que estos equipos están pensados para tareas sencillas: escribir texto, navegar por Internet, reproducir alguna que otra película… Pero como ya hicimos con el Asus Eee PC 901, hemos comprobado que se le puede instalar un programa medianamente pesado y exigente como Photoshop, y el HP Compaq Mini 700 ni se inmuta. Lógicamente, los tiempos de carga son bastante superiores a los de un portátil bien dotado. Pero funcionar, funciona perfectamente.

Por su parte, el disco duro tiene 60 GB de capacidad. Esto es una clara desventaja competitiva para el HP Compaq Mini 700, pues exceptuando los ultraportátiles de discos SSD, la mayoría de modelos de 400 euros se mueven entre los 120 GB y los 160 GB de almacenamiento. Con todo, no dejan de ser 60 GB, un espacio suficiente para unas 60.000 fotos en buena resolución, unas 15.000 canciones en MP3 o unos 100 películas en DivX. Y hay usuarios que tienen más que suficiente con este espacio.

El estilo se come la batería

Los recortes en el almacenamiento y las conexiones no son el mayor inconveniente del HP Compaq Mini 700. Y es que, por desgracia, su diseño viene acompañado de una batería de sólo tres celdas. Además, no es la habitual batería que se coloca en la parte posterior, sino que es una placa que se inserta justo por debajo, para mantener la delgadez del equipo. Y la autonomía que aporta a pleno rendimiento es de apenas dos horas.

Por 400 euros, otros netbooks como el Samsung NC10 o algunos modelos de Asus superan sin problemas las 4 horas, manteniendo en todo momento las conexiones inalámbricas activas y el brillo de pantalla al máximo. Por ello, quien necesite sobre todo independencia del cargador con este HP Compaq Mini 700 está obligado a usar sólo lo que necesite (si está viendo una película o escribiendo un texto, mejor que desactive el Wi-Fi).

Con los sistemas de gestión de consumo de Windows, que se encargan de modificar el brillo de pantalla e incluso apagarla en función de la tarea que realizamos y los tiempos de inactividad, la autonomía puede estirarse hasta poco más de tres horas. Pero ahí se queda. Por desgracia, de momento no hay opción para adquirir aparte una batería de seis celdas. Y teniendo en cuenta que la de tres celdas ocupa todo el espacio habilitado para la batería, se nos antoja difícil que se lance una que no comprometa las dimensiones del equipo.

¿Quién quiere este HP Compaq Mini 700?

Alguien que busque un netbook que, visualmente, no sea uno del montón. Va dirigido a quienes buscan un plus de diseño. Y por prestaciones, dentro de este grupo de usuarios les resultará un producto interesante a quienes no tengan una necesidad exigente de autonomía. Aunque no se hable mucho de este tema, hay gente que compra ultraportátiles sólo por la presencia de Windows XP, y porque así tienen un equipo que pueden usar cómodamente tumbados en el sofá, por poner un ejemplo cotidiano.

Puntos fuertes

Volvemos a repetirnos: el HP Compaq Mini 700 es el netbook con el mejor diseño y el mejor teclado que ha pasado por nuestras manos. Los de otras marcas destacan mucho sólo en uno de los dos aspectos, mientras que éste se lleva un diez en ambas categorías. Además, mantiene un precio redondo de 400 euros sin renunciar al Bluetooth.

Se puede mejorar

Para futuras versiones, HP debería pensar en respetar más las conexiones estándar. Pero sobre todo, buscar alguna solución para la batería, que no debería ser tan limitada en un equipo de alta movilidad como un netbook.

Ficha técnica

Pantalla 10,2” TFT LCD (1024 x 600 píxeles)
Retroiluminación LED
Peso y dimensiones 261,7 x 166,7 x 25,2 mm
1,02 Kg
Procesador Intel Atom N270 a 1,6 GHz
Caché de nivel 2, 512 KB
Memoria RAM 1 GB DDR2 533 MHz
Disco Duro 60 GB (SATA a 4200 rpm)
Sistema Operativo Windows XP Home
Service Pack 3
32 bits
Controles Teclado QWERTY
Touchpad con dos botones laterales y barra de scroll vertical
Palanca encendido/apagado
Palanca activación/desactivación de Wi-Fi y Bluetooth
Botón activación/desactivación touchpad
Conectividad 2 puertos USB
Lector de tarjetas de memoria SD / MMC
Conexión multiusos para auriculares, altavoces y micrófono
Puerto de expansion para cable VGA
Puerto Ethernet
Puerto para unidad HP Mini Móvil
Sin cables: WiFi (802.11b/g) y Bluetooth
Tarjeta gráfica Intel Graphics Media Accelerator 950 integrada
Cámara web 0,3 Megapíxeles (VGA 640 x 480 píxeles)
Audio Micrófono y altavoces (Altec Lansing) integrados
Sonido 3D de 16 bits con Sound Blaster
Autonomía Batería de tres celdas
2 horas con brillo de pantalla al máximo y conexiones inalámbricas activadas
Precio 399 euros
+ info HP
RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,