Sencillo y funcional. Son dos de las características básicas del Muji CD Player, un reproductor de pared que se vende en Fuji, la conocida tienda de corte japonés. El aparato es capaz de reproducir discos compactos y parece especialmente apto para inquilinos de mini-pisos, cuyo salón no les permite acoger un equipo de música de dimensiones normales o extraordinarias. También sería útil para colocar en las pocas tiendas de discos que quedan, aunque no está el sector como para invertir en reproductores.

Su instalación es bien sencilla. Sólo hay que colgarlo en la pared como si fuera un reloj. Acto seguido hay que introducir el CD musical en cuestión y tirar de la cuerda para que empiece la reproducción. A pesar de ser tan sencillo, el aparato cuenta con unos discretos altavoces y un control de volumen en la parte superior, que está bien pero que no le llega a la suela del zapato del Yamaha DRX-730, un equipo de música con todas las de la ley.


Sus medidas son de 18 x 4 x18 centímetros y está disponible en los colores blanco y negro. Los que quieran adquirirlo para su hogar tendrán que viajar a Estados Unidos ya que sólo se vende allí. A pesar de que no lleva ninguna entrada USB para conectar nuestro banco de archivos, el Muji CD Player cuesta 178 dólares, o lo que es lo mismo, 132 euros al cambio.

Fotos: 1 y 2 de StreetFly / Vía: Gizmodiva

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.