Continuamos con la Sony Signature Collection, una colección de portátiles de Sony exclusivos con diseños interesantes y precios desorbitados. En esta colección hay dos tipos de portátiles: los caros y los más caros. En esta segunda parte hablaremos de estos últimos.

Sony VAIO P Glossy Black, es una versión algo mejorada del mal llamado ultraportátil de Sony, y también la más curiosa de toda la colección. De entrada, han mejorado el procesador, pasando a ser un Intel de 1,8 GHz. También han ampliado la memoria solida, ahora es de 256 Gb. Pero los que quieran adquirirlo tendrán que darse prisa, puesto que tan sólo se fabricarán 1.000 unidades, a un precio de nada menos que 2.000 dólares, 1.400 euros al cambio actual (un precio que quita el hipo)

Sony VAIO TT Electric Blue, se trata de una edición limitada del ultraportátil TT, en un color muy llamativo. Por supuesto, este azul eléctrico del ordenador, del que sólo se han fabicado 120 unidades, tiene un precio también de 2.000 dólares, 1.400 euros al cambio actual.

Sony Vaio Z Carbon Fiber, fabricado en fibra de carbono. El más caro de toda la colección. Tiene ocho gigas de RAM, pesa un kilo y medio y tiene una pantalla de trece pulgadas (parecido al nuevo Aspire TimeLine de Acer). Eso sí. Este Sony es muchísimo más caro. El precio de cada una de las 120 unidades asciende a la friolera de 3.100 euros. Eso sí, lleva lector y grabador de blu-ray y una memoria solida de 512 Gb. Eso, en un solo ordenador.

Y el último de la colección se llama Sony Vaio Z Kaleidoscope. El diseño de éste simula el mismo efecto que un kaleidoscopio. Creado para que no desentone en las casas más minimalistas. De este modelo se van a fabricar tan sólo 300 unidades, y se podrá comprar por 2.000 euros.

Sin duda, una colección con demasiado lujo y poco de utilidad, todo sea dicho de paso. Para algunos de los modelos, Sony ha tenido que usar un sistema de pintura especial. Por ejemplo, en el Sony VAIO Z Kaleidoscope se aplica una capa de tinte directamente sobre el portátil. Para crear ese efecto la tinta tenía que ser especial, y no se secaba a temperatura ambiente. Después del entintado, hay que aplicarle luz ultravioleta durante unas horas. Un proceso complejo, que encarece aun más el precio.

Sin duda, la Signature Collection no es un golpe de Sony para tratar de mostrar mejores máquinas que la competencia. En realidad, son ediciones para coleccionistas y caprichosos. Ordenadores muy potentes, pero con una relación calidad-precio fuera de órbita.

Vía: Sony Insider

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,