Dentro de la serie 600 de televisores LCD de Samsung, el UE32B6000, es el más pequeño de la familia con una diagonal de 32 pulgadas. Estas pantallas están retroiluminadas por LED dispuestos en los bordes laterales, lo que la marca lo denomina TV Edge Led. Las imágenes, que son muy vivaces, están repletas de luces y de matices. Ayuda bastante el hecho de que el fabricante haya incorporado la tecnología Wide Color Enhancer Pro, que expande la gama cromática que puede mostrar la pantalla.

Otra de sus virtudes reside en su escaso grosor de sólo tres centímetros. Este aparato en concreto resulta ideal para un salón pequeño o para disfrutar de un monitor bien amplio en la habitación, que a la vez valga para ver la televisión. Esa doble vocación se nota en detalles como la conectividad, que combina un DVI, con cuatro HDMI y con una entrada para PC. Como su peso (12,8 kilogramos) no es excesivo puede colocarse con seguridad sobre cualquier escritorio.

Es Full HD (1.920 por 1.080 píxeles) e incluye el motor de imagen LED de Samsung. Opera a 100 hertzios y es Auto Motion Plus 120/240HZ. Su sintonizador es apto para las emisiones de televisión digital terrestre en definición normal y, cuando en un futuro estén disponibles en nuestro país con carácter regular, también para las señales de TDT en alta definición. El USB, que es de la versión 2.0, vale para visualizar fotos y para escuchar canciones desde una llave de memoria. Como es tan delgada, tanto la entrada de vídeo por componentes como la de vídeo compuesto adoptan de forma de miniconector. Así, viene con un accesorio consistente en un cable mixto para conexiones de euroconector, vídeo por componentes y vídeo compuesto.

Los diseñadores de esta pantalla no han olvidado a los aficionados a los videjuegos, y han añadido un modo específico para juegos. Por otra parte, los altavoces integrados están colocados de modo que apuntan hacia abajo, y dan una potencia de 2 x 10 watios. El sonido es compatible con SRS TruSurround HD y con Dolby Digital Plus. El marco tipo Crystal TV está fundido en una sola pieza, y los toques rojos sobre negro resultan de lo más elegantes, suspendidos sobre una peana con cuerpo transparente y una base rectangular a juego con el marco.

Entre sus funciones, destacan el PIP (imagen en imagen), el programador de apagado y de encendido, y el nivelador automático de volúmenes. Al llevar retroiluminación por LED, es poco gastador. En funcionamiento consume 85 vatios, mientras que en espera gasta menos de 0,1 vatios. El consumo energético de este televisor es de un 40% menor a su equivalente en aparatos LCD más antiguos. El Samsung UE32B6000 está a la venta por un precio recomendado de 1.200 euros.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,