lg-led-ces-2010-26-mm-01

Desde que Samsung popularizara los televisores basados en retroalimentación LED y extrema delgadez, no hemos dejado de sorprendernos. Lo último parece que los veremos en el CES 2010, donde LG presentará un panel de 42 pulgadas y un grosor de tan sólo 2,56 milímetros (similar a una moneda). Hasta la fecha, es el televisor más delgado que hemos conocido, y además, tiene un peso igual de liviano, que se cifra en cuatro kilos.

Pero lejos de pensar que la contrapartida de este grosor se dejará ver en una falta de prestaciones, este LG (cuyo nombre y modelo no conocemos aún) estará plenamente preparado para la alta definición 1080p. Además, incorporará el sistema de TruMotion (la tecnología de refresco de imagen a más de 100 Hz de LG), que en este caso tendrá una frecuencia de 120 Hz.

lg-led-ces-2010-26-mm-02

Prestaciones impresionantes para tan escaso grosor. ¿Dónde está el truco? Parece que no es oro todo lo que reluce, y para que esta pantalla haya podido lucir tipazo ha sido necesario ponerla a dieta. La clave está en que las entrañas habituales de un televisor no se ubican donde tradicionalmente las encontramos (tras la pantalla), sino que se han ubicado en un dispositivo externo, que deberá estar conectado al panel.

Esta nueva filosofía de televisor vendría a ubicar todo el sistema de circuitos y cableado interno en un módulo adicional que conviviría con el reproductor multimedia, el DVD, la videoconsola o el sintonizador TDT (que ya no haría falta con una pantalla como esta). Ahora sólo queda saber si el invento puede cuajar entre el público y si el resto de fabricantes ven con buenos ojos esta idea.

Vía: Electronista

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,