avatar 3d - 1

Como muchos grandes artistas y creadores, James Cameron tiene un punto de extravagante y otro punto de divo, y no soporta la idea de que su obra cumbre, Avatar, se vea en malas condiciones en miles de televisores. Eso no le ha impedido llegar a un acuerdo con Panasonic para distribuirla conjuntamente con algunos de los últimos modelos. El director tiene bien claras las prioridades. La pela es la pela, y el arte es quedarse muy frío. De todas formas, y para tranquilizar su vena artística, ha decidido ayudar a los usuarios a configurar estas nuevas pantallas de televisión para que la película en tres dimensiones se vea en condiciones óptimas, similares a las de las salas comerciales.

En el fondo tiene gracia la cosa. A partir de ahora, cada director nos dirá su configuración de pantalla preferida para ver su última película, y los actores que discrepen, ofrecerán alternativas. Sobre todo algunas actrices, superando ya la cuarentena, que recomendarán configuraciones óptimas para que no se les vean la arruguillas. Y ya puestos, ¿no sería mejor que se pudieran cargar configuraciones de imagen a través del puerto USB? Cada director, cada guionista, cada actor y actriz ofrecería la suya, y los usuarios no tendrían más que cargarlas a través del USB y quedarse con la que más les guste sin tener que trastear media hora con el mando a distancia.

avatar 3d - 2

Pensándolo en frío, la idea de Cameron no es tan mala. Muy pocos usuarios se molestan en calibrar el televisor para que se vea en condiciones óptimas. Si acaso, los más fanáticos con el mundo de la imagen. El resto se conforma con ajustes para salir del paso: que no se vea demasiado contraste, que no se queme la retina con el brillo, y que no salga la cara de los actores occidentales de color amarillo. Por eso en el fondo resultan tan interesantes estos consejos de Cameron. Por cierto, como la pela es la pela, el director da consejos para configurar una pantalla de plasma o lcd de Panasonic compatible con video tridimensional.

Afortunadamente, estos mismos consejos se pueden aplicar a otras pantallas de otros fabricantes con muy pocos cambios. El aplicar en mayor o menor grado alguno de los ajustes va a ser sobre todo gusto de los usuarios, de si prefieren una imagen cálida o fría, si quieren una mayor o menor nitidez, etcétera. Para iniciar los ajustes, hay que buscar el apartado de configuración en el menú del televisor. Se desactivan los modos automáticos, y se coloca la configuración en manual. Después, se entra en el apartado de imagen.

avatar 3d - 3

Para los televisores de Panasonic, Cameron recomienda elegir el modo de imagen profesional que otros fabricantes denominan sala, cine, o algo parecido. Para su película, en cualquier caso, es recomendable elegir un modo en que la imagen sea ligeramente fría pero no verdosa. Tras ello hay que ajustar el contraste a 48 y el color a 38. Dicho de otra manera, y considerando que la barra completa fuera el 100%, habrá que ajustar el contraste aproximadamente al 80% de la barra mientras que el color se ajustará entre el 45 y el 50%.

A continuación, hay que pasar a los ajustes avanzados donde vamos a jugar un poco con el color blanco. Lo haremos a través de las dominantes. Hay que graduar la escala de ganancia de rojo hacia la derecha mediante 10 pulsaciones cortas en el botón de la flecha que apunta a la derecha del mando a distancia. La ganancia de verde recibirá ocho cortas pulsaciones a la izquierda, el nivel de rojo dos pulsaciones a la derecha, y el nivel de azul una pulsación a la derecha. Con esto se acaban los ajustes avanzados de imagen y pasamos a la gestión de color.

avatar 3d - 4

Para el matiz de rojo hay que dar tres cortas pulsaciones a la derecha. El matiz de verde cuatro cortas pulsaciones a la izquierda. La saturación de rojo recibirá tres cortas pulsaciones a la derecha, y la saturación de verde 11 cortas pulsaciones también a la derecha. La saturación de azul recibirá igual tratamiento pero sólo con ocho pulsaciones a la derecha. Una vez hecho esto salimos de la gestión de color. Y volvemos al ajuste avanzado. Allí, seleccionamos Gamma y lo subimos a 2.4.

Ya sólo queda una última batería de ajustes, que resulta de lo más interesante. Todos los fabricantes gastan millones en prestaciones que suavizan la imagen, agilizan los movimientos, etc., pero Cameron recomienda entrar en el menú de ajustes adicionales y pide que se desactive la opción de compatibilidad con 24p y la de compatibilidad con 3D 24p. Con estos ajustes Cameron da una mayor profundidad al color, aporta unas ligeras notas frías, y sobre todo, desactiva todas las ayudas artificiales digitales de imagen.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.