Samsung Galaxy R, análisis a fondo del Samsung Galaxy R 5

El Samsung Galaxy R ya ha sido presentado de forma oficial. Después de algún tiempo de incertidumbre sobre si llamaría Galaxy Z o R, o si dependería de cada país, ya hay confirmación por parte de la empresa coreana. El terminal finalmente se comercializará como Samsung Galaxy R en todos los mercados, y llegará a Europa a al final de Julio.

Se trata de una versión más del exitoso Samsung Galaxy S II. Sin embargo el Galaxy R se caracteriza por tener unas especificaciones más modestas que las del S II. A pesar de este recorte en algunos aspectos, el terminal es muy similar tanto por dentro como por fuera al Galaxy S II. Desde luego no se puede decir que sea un mal smartphone. Tiene equipo de sobra para proporcionar una experiencia satisfactoria al usuario, tanto en el campo multimedia como navegando en Internet. Además seguro que más de un usuario lo ve como mejor opción incluso que el Galaxy S II debido precisamente a que al ser menos potente, será posible conseguirlo con precios u ofertas más asequibles.

 

Samsung Galaxy R, análisis a fondo del Samsung Galaxy R 6

Diseño y pantalla

El Samsung Galaxy R cuenta con una pantalla de 4,19 pulgadas WVGA, es decir, con una resolución de 800 x 480 píxeles. Además utiliza la tecnología Super Clear LCD desarrollada por la firma coreana. Gracias al SC-LCD las imágenes presentadas serán muy nítidas y realistas incluso en exteriores, con unos colores vivos, muy brillantes y todo esto manteniendo un consumo muy reducido de energía.

Si bien es cierto que SC-LCD de momento se ha caracterizado por tener un contraste algo más amarillento, en la siguiente imagen – Super Clear LCD del Samsung Wave II a la izquierda, Super AMOLED del Samsung Galaxy S a la derecha – se puede apreciar que no tiene porqué entenderse como un defecto.

Samsung Galaxy R, análisis a fondo del Samsung Galaxy R 7

Con una profundidad de 16 millones de colores, la pantalla es táctil de tipo capacitivo, que se caracterizas por tener una respuesta muy buena al manejo con el dedo, aunque no pueden detectar diferencias de presión ni ser utilizadas con los stylus típicos. Además es capaz de detectar e interpretar toques en varios sitios a la vez, lo que permite el reconocimiento de gestos específicos para agilizar acciones concretas como por ejemplo hacer zoom en una foto. También está equipado con el usual acelerómetro y sensor de luz para adecuar la pantalla a la orientación y condiciones en la que la estemos usando, un sensor de proximidad muy útil para ahorrar energía apagando la pantalla mientras hablamos con él y un giroscopio, que en combinación con el acelerómetro permite detectar el movimiento y la posición del terminal, abriendo un abanico inmenso de posibilidades, especialmente para los juegos.

Por otro lado el Galaxy R es ligeramente más robusto que el S II, aunque de nuevo la diferencia es poca tanto en el tamaño como en el diseño. Con unas medidas de 125,7 x 66,7 x 9,5 mm pesa algo menos de 135 gramos.

Conectividad

Este terminal de Samsung opera sobre las redes GSM 850 / 900 / 1800 / 1900 y soporta 3G con HSDPA – hasta 21 Mbps de bajada – y HSUPA – hasta 5,76 Mbps de subida -. En resumen, siempre y cuando la red y la cobertura nos lo permitan, tendremos la posibilidad de navegar y usar Internet en el móvil con total fluidez.

Esto lo complementa con soporte para Bluetooth v 3.0, que se puede aprovechar para la sincronización o transmisión de datos con otro terminal o pc, o también para usar algunos complementos como auriculares inalámbricos o un sistema “manos libres” para el coche. También es compatible con los últimos estándares Wi-Fi a/b/g/n, con lo que podremos conectarnos a las redes inalámbricas a nuestro alcance aprovechando al máximo su ancho de banda. Además dispone de una interesante funcionalidad: Wi-Fi directo. Se trata de un protocolo para la transmisión de datos entre dispositivos usando la conexión Wi-Fi sin necesidad de pasar por un router. A efectos prácticos se podría comparar con el Bluetooth, pero con una velocidad de transmisión y un alcance mayores.

Respecto a la conectividad externa cuenta con una conexión microUSB para USB 2.0 HS, que no es más que el USB al que estamos acostumbrado todos pero con una pequeña mejora para atenuar las interferencias en el cable durante la transmisión de datos.

Cámara fotográfica y multimedia

La cámara del Galaxy R es uno de los principales recortes respecto al S II, puesto que baja de 8 a 5 megapíxeles. Pese a ello, podremos tomar fotografías o grabar vídeo en alta definición a 720p y 30 imágenes por segundo. Para hacerse una idea, no hace tanto que las cámaras de fotos digitales buenas tenían esa resolución. Además tiene flash LED y autoenfoque, para que hacer fotos sea lo más sencillo del mundo. También está equipado con una cámara web en el frontal de 1,3 megapíxeles destinada a las videollamadas – ya sea por Wi-Fi o 3G – con otros equipos.

Dispone de radio FM y reproductor de música y vídeo compatible con los formatos más utilizados. Además podremos ver vídeo en Full HD, alta definición a 1080p y 30 imágenes por segundo, y dispone de algunas funciones avanzadas cómo ecualización para adecuar el sonido a lo que estemos escuchando.

Samsung Galaxy R, análisis a fondo del Samsung Galaxy R 8

Memoria y sistema operativo

El terminal funciona con Android 2.3 Gingerbread como sistema operativo, con la interfaz Touch Wiz creada por Samsung. En ella tendremos los Samsung Hubs, una interesante propuesta de la compañía coreana para ordenar todas nuestras cosas. Por ejemplo en el Social Hub podremos acceder a todo lo relacionado con nuestras redes sociales o nuestros mensajes, en el Music Hub toda nuestra música, en el Reader Hub libros electrónicos, etc.

El encargado del funcionamiento del Galaxy R es el chipset Nvidia Tegra 2, que cuenta con el procesador ARM Cortex-A9 de doble núcleo a 1 GHz y la GPU ULP GeForce a 300 MHz para el procesamiento gráfico. Dispone además de 8 GB de memoria interna ampliables con tarjetas microSD de hasta 32 GB.

Autonomía y disponibilidad

Por último el Samsung Galaxy R tiene una batería de 1650 miliamperios hora con la que tendrá una autonomía de hasta 580 minutos en conversación – usando el modo 3G que es el que más consume – y 550 horas en espera.

Respecto a la llegada al mercado del Samsung Galaxy R, aún no hay fecha concreta. Sin embargo está prevista para finales de julio principios de agosto, por lo que cabe esperar que muy pronto tengamos noticias de él. De su precio tampoco hay datos concretos, pero como decíamos al principio es posible que lo encontremos a precios razonables, y desde luego más asequibles que el Galaxy S II.

Ficha técnica

Estándar GSM 850/900/1800/1900
HSDPA 850/1900/2100
Peso y dimensiones 125,7 x 66,7 x 9,55 milímetros
131 gramos
Memoria 8 GB ampliables hasta 32GB mediante microSD
Pantalla
Multitáctil de 4,19 pulgadas (800×480)
Panel Super Clear LCD
Cámara Sensor 5 Megapíxeles
Flash LED
Graba vídeo HD
Cámara secundaria de 1,3 megapíxeles
Multimedia Reproducción de música, vídeo y fotos
Formatos compatibles:MP3, AAC, AAC+, eAAC+, AMR, RA, M4A, MiDi, WAV, AVI, MPEG-4, 3GP, 3G2, XviD, DivX, H.264, H.263
Controles y conexiones Sistema operativo Android 2.3 Gingerbread
Procesador NVIDIA Tegra 2 doble núcleo a 1 GHz
Salida de 3,5 mm para auriculares
Sin cables: Bluetooth 3.0, WiFi, 3G
Teclas de volumen
Ranura para tarjetas microSD
Acelerómetro
Sensor de luz ambiente
Giroscopio
Batería Capacidad de 1650 miliamperios
580 minutos en conversación
550 horas en reposo
Precio No disponible
+info Samsung

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...