Con la presentación del iPhone 5 relativamente cerca -se habla de octubre aunque podría adelantarse y aparecer en agosto o septiembre– los rumores no dejan de intensificarse. La pantalla es uno de los puntos más comentados porque se espera que tenga un tamaño de cuatro pulgadas y supere por primera vez las 3,5 pulgadas presentes en el resto de modelos de iPhone presentados hasta la fecha.

Ahora el medio digital DigiTimes ha publicado una noticia en la que afirman que el próximo manzanófono vendrá equipado con un procesador de cuatro núcleos fabricado por Samsung, en concreto un Samsung Exynos 4 muy similar al que viene en el Samsung Galaxy S3. Desde principios de este año varios fabricantes han dado el salto a los procesadores de cuatro núcleos y este sistema ya se ha convertido en algo habitual en los smartphones de gama alta. HTC presentó el HTC One X, LG hizo lo propio con el LG Optimus 4X HD y más tarde llegó el buque insignia de Samsung, el Samsung Galaxy S3.


Este tipo de procesadores optimizan considerablemente el rendimiento porque, además de tener más potencia, pueden repartir los recursos entre los distintos núcleos y ahorrar batería. Por el momento no hay nada confirmado en torno al iPhone 5 y este dato debe ser entendido como uno de tantos rumores.

El procesador que equipe este modelo podría llamarse Apple A6 si seguimos la nomenclatura de los modelos anteriores. El iPhone 4 viene con un chip Apple A4 que cuenta con un sólo núcleo funcionando a un Ghz de velocidad de reloj. El siguiente chip es el Apple A5, incluido en los iPhone 4S y iPad 2, y cuenta con una arquitectura de doble núcleo también a un Ghz de frecuencia. El modelo más nuevo, el nuevo iPad, cuenta con un chip Apple A5X, que es una versión mejorada del anterior. Siguiendo esta lógica, es más que probable que el siguiente paso sea un chip Apple A6 de cuatro núcleos, pero esto tampoco implica que vaya a ser así.

Hasta ahora hemos visto imágenes de la supuesta carcasa trasera del iPhone 5. El diseño es bastante parecido al actual pero será más alargado y la carcasa trasera estaría realizada con una sola pieza de metal (unibody). Se espera que este componente esté fabricado con una aleación de metal muy resistente y delgada. Además, por otro lado, la pantalla estaría fabricada con tecnología in-cell Touch, que también es más delgada. Con esto se habla de que el iPhone 5 podría medir en torno a 7,6 milímetros, no será el smartphone más delgado pero se reduce mucho si lo comparamos con el iPhone 4S que mide 9,3 milímetros de espesor.

En cualquier caso Apple sigue sin soltar prenda y no es posible confirmar ninguno de los rumores que han aparecido hasta ahora. Tal y como decíamos en la entrada, la mayoría coincide en que la presentación se producirá en octubre igual que hicieron con el iPhone 4S. Sin embargo hace pocos días llegaba la noticia de que la compañía estaría acelerando el proceso para que el iPhone 5 esté listo para septiembre o incluso agosto.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...