Y pensar que todavía hay gente por ahí que insiste en que el tamaño no tiene la menor importancia… Basta con que comparen este tablet con otro que tenga una pantalla de menor tamaño. De hecho, en este mercado de los tablets hay sólo dos tallas que importan, los de 7 y los de 10 pulgadas. Esta es la apuesta de Acer en la categoría de los 10 pulgadas, con sistema operativo Android. Es una máquina que en función de la capacidad instalada, va costar entre los 450 y los 600 euros.

Con una pantalla de este tamaño, el Iconia Tab A500 de Acer no puede ocultar que está preparado para todo. Para el profesional que quiere abrir o incluso editar documentos de Office. Pero también para ratos de ocio. Con semejante pantalla, la experiencia personal de las películas, es mucho más interesante. Si además le añadimos ese giróscopo, los videojuegos se vuelven mucho más intensos e emocionantes.

Además, como es habitual en muchos tablets en esta categoría, tiene una salida HDMI, con lo que puede ser una fuente de video conectada a otra pantalla, pero también una excelente máquina para hacer presentaciones científicas o comerciales. La conectividad del equipo está bien pensada, pero por aquello del coste, el fabricante permite elegir esta maquina con y sin tarjeta de conexión telefónica. Por suerte, el Wi-Fi es una característica de serie que no es negociable.