El Acer Revo RL 100 un concepto tradicional de ordenador del salón. No es una máquina metida en una caja cuadrada vertical, y está embutido en una enorme carcasa de aluminio más propia de un amplificador de alta gama. Esta máquina se esconde dentro de una carcasa ultradelgada, de hecho, más fina que el más fino de los reproductores de Blu-ray, ya que apenas llega a los 2 cm y medio de altura. Pero se trata de un equipo bien dotado.

Este ordenador forma parte de la familia Revo de Acer, ordenadores de bajo consumo, con diseños que se salen de lo común. Hace ya meses el fabricante anunció esta máquina, y la crítica tenía muchas ganas de hincarle el diente. La electrónica esta muy bien diseñada. Todo gira en torno a una plataforma AMD con gráfica ION. Casi todo está preparado para obtener un buen rendimiento multimedia, tanto de imagen como de sonido, empezando por el reproductor de discos Blu-ray, también puede con otros discos ópticos, y acabando por su facilidad de uso y sus excelentes capacidades a la hora de reproducir todo tipo de formatos. Lo mejor es que es un ordenador que en cualquier momento se puede actualizar.

Incorpora 4 GB de memoria RAM, y un disco duro de 640 GB. Más que suficiente para almacenar programas que puede grabar desde la tarjeta sintonizadora que lleva incorporada. Además, como dispone de un puerto HDMI, se puede enchufar al televisor del salón para disfrutar de las imágenes a lo grande. Ahora que están de moda los televisores conectados, este ordenador tiene todas las capacidades de conexión a redes y a Internet de los ordenadores, capacidades de navegación abierta y de búsqueda en todos los discos duros de la red local. En definitiva, una opción sumamente interesante para poblar de ocio el salón de casa.