Este es el tablet más sencillo entre los últimos que ha presentado el fabricante Asus, y ha sido planteado como un sustituto tecnológico de una libreta para tomar notas y hacer bocetos. Pese a todo trae suficiente tecnología como para sorprender a la crítica. Se trata de un tablet con una pantalla capacitiva de siete pulgadas, que cabe comodamente en la palma de la mano. El fabricante ha incorporado además una tarjeta telefónica, aunque puede que algunos se sientan raros llamando por teléfono con un aparato tan grande.

Sin embargo ese tamaño mayor que el de un móvil inteligente va a tener sus ventajas a la hora de establecer videoconferencias. Con la pantalla de siete pulgadas, la comunicación de video es mucho más satisfactoria. De hecho, el aparato tiene una cámara dedicada específicamente a estos menesteres, situada en la esquina superior derecha cuando se coloca el aparato en posición vertical.

El equipo va a funcionar con sistema operativo Android 3.0, y con la pantalla táctil es posible aprovechar todas las facilidades de uso de este operativo, pero además hay una sorpresa adicional. Quien no quiera usar el aparato con el dedo, lo puede hacer mediante un stylo se esconde discretamente el cuerpo del aparato. Tiene una punta de goma, y hace buena pareja con la pantalla, ya que ésta detecta la presión que se ejerce con el stylo. Esto puede ser útil, por ejemplo, a la hora de hacer bocetos o tomar apuntes.