Como los tablets están de moda, parece como si todos los fabricantes estuvieran obligados a sacar algún ordenador dentro de esta categoría, aunque al final todos se acaben pareciendo, y no tengan demasiado claro a qué público van dirigidos. No es eso lo que ocurre con el Slider de Asus. Se nota que tras este producto hay un sólido estudio de mercado. Es un producto híbrido, un tablet que esconde en su parte inferior un teclado deslizante, y que con un pequeño movimiento de birlibirloque cambia radicalmente de forma y de aspecto

Por eso resulta atractiva la forma, a la par que la función. Es como comprarse dos equipos por el precio de uno. Por un lado, un ordenador tablet, con líneas puras, clásicas y muy claras. Un producto bien definido. Por otro, una especie de netbook, pero en una envoltura muchísimo más elegante, con un diseño espectacular. De hecho, resulta sorprendente cuando este tablet se abre y se convierte en una especie de portátil de diseño con teclado incorporado.

El ASUS Eee Pad Slider es un producto muy profesional. Ejecutivos y comerciales se van a sentir afortunados de poder llevar un equipo como éste que según las circunstancias te permite escribir de forma sencilla con el teclado virtual en pantalla, pero que cuando es preciso te deja escribir en un teclado de verdad. Bien es cierto que algo más pequeño de lo normal, pero que se pulsa con comodidad. Para el resto de los usuarios, también es un producto de excepción, que permitirá presumir de diseño y de prestaciones.