HTC ya tiene su primera tableta táctil. Se llama HTC Flyer y es la apuesta con la que el fabricante asiático se estrena en el mundo de los tablets. Un dispositivo portátil en gran medida dirigido al entretenimiento multimedia, que combina sus capacidades técnicas con un diseño robusto a la vez que coqueto. Internet, videojuegos, películas o libros electrónicos son algunas de sus aplicaciones.

Su pantalla táctil es de siete pulgadas, un formato que facilita su manejo y transporte sin comprometer la calidad de imagen. No sólo puede manejarse pulsando con los dedos sobre ella, sino que además dispone de tecnología exclusiva para dibujar y escribir en ella con un lápiz especial, como si se tratase de un bloc de notas digital.

Funciona con Android, el sistema operativo móvil desarrollado por Google, que pone a disposición del usuario un enorme catálogo de aplicaciones de todo tipo. En concreto tiene instalada la edición Gingerbread, aunque en una versión algo más potente que la equivalente en teléfonos móviles. No podrá detectarse a simple vista, puesto que la compañía le ha añadido su propia interfaz propia HTC Sense.