Son delgados, muy completos y tienen mucho estilo. No, no hablamos de una nueva generación de supermodelos de pasarela, sino de los Loewe Individual Slim Compose 3D, una línea de televisores de lujo firmados por la prestigiosa casa alemana, con los que podremos meternos de lleno en una exclusiva experiencia 3D. Estos Loewe Individual Slim Compose 3D se presentan en tres tamaños, de 40, 46 y 55 pulgadas, están diseñados con una línea tan milimalista como atractiva y se conectan a Internet.

Además, nos permiten reproducir contenidos multimedia (vídeo, fotos, música) a través de un sistema integrado que leer lápices de memoria o discos duros externos a través de USB; la función además nos da la opción de pasarle contenidos a su disco duro interno de 500 GB, donde también podríamos grabar lo que veamos gracias a su sintonizador TDT-HD integrado.

Los Loewe Individual Slim Compose 3D se venden a partir de 4.100 euros, y vienen con unas gafas de obturación con las que ver las imágenes en tres dimensiones. Por cierto, que hablando de las tres dimensiones, estos televisores ofrecen un sistema de refresco de imagen muy rápido, de hasta 200 parpadeos por segundo y ojo en el modo 3D y de hasta 400 Hz en 2D.