samsung-d7000-001Este año los televisores de Samsung vienen calentitos. Los de la serie D7000 no son el top de gama, pero constituyen el segundo escalón dentro de la más alta calidad de la casa. Desde luego son televisores inteligentes, una nueva especie electrónica que viene dispuesta a poblar los salones domésticos. En los últimos años han ido apareciendo aparatos cada vez mejor comunicados, que permitían reproducir vídeos de la red doméstica o de Internet.

De todas formas, todos esos televisores de generaciones anteriores, son experimentos primitivos de estas nuevas series del fabricante coreano. Ofrecen una imagen hasta ahora inédita. El empleo de la retroiluminación led ayuda a obtener un contraste excepcional, y los nuevos paneles de imagen proporcionan colores vivos y brillantes. De todas formas, las prestaciones excepcionales se desvelan en el momento en que son pantallas capaces de reproducir imágenes en tres dimensiones y, todavía mejor, de convertir imágenes en dos dimensiones en video tridimensional, algo muy necesario en estos momentos en que hay pocos contenidos disponibles.

La conectividad de esta serie es muy completa. De hecho, el equipo está a punto de atravesar esa cada vez más delgada línea que separa los ordenadores multimedia más avanzados de los televisores. Puede conectarse a redes tanto locales como en Internet por todos los medios imaginables, y reproduce todo tipo de contenidos de audio y vídeo. Y si eso no parece bastante, incluso incorpora un navegador propio que da acceso a todas las páginas de Internet. Es la experiencia multimedia completa.