A medio camino entre el ordenador portátil y el teléfono móvil, pero asumiendo lo mejor de ambos aparatos. Este Samsung Galaxy Tab 10.1 encarna a la perfección el espíritu de los tablets. Una pantalla táctil y portátil de 10,1 pulgadas que está impulsada por Android 3.1 Honeycomb. O lo que es lo mismo, la última invención de Google para sacar el máximo rendimiento de este tipo de dispositivos.

El atractivo diseño que luce por fuera es solo la punta del iceberg. Esta tableta es un potente equipo multimedia adaptado a las exigencias de la alta definición. Reproduce películas con una exquisita nitidez, pero es que además se permite grabar vídeos a máxima resolución gracias a su cámara integrada de tres MegaPíxeles.

Ni que decir tiene que se mueve en Internet como pez en el agua, ya sea a través de Wi-Fi o usando la red 3G de telefonía móvil. Para navegar por la web, moverse en las redes sociales y hasta descargar cualquiera de las aplicaciones que podemos encontrar en el Android Market.

Puntos clave del tablet Samsung Galaxy Tab 10.1:

  • Diseño estilizado y ligero
  • Procesador de doble núcleo
  • Cámara de alta definición integrada
  • Funciona con el estándar Android 3.1 Honeycomb y Android Market