El Samsung Galaxy Tab Wifi vuelve a la carga. La pequeña tableta de la coreana Samsung se reedita en una versión que elimina la conexión a Internet móvil, limitándolo a acceso Wi-Fi. Con esto, se consigue por un lado que aligere sus prestaciones y, con ello, dilate algo más su batería mientras navegamos por la red; por otro, hace que quienes se estuviesen planteando comprarlo ahora lo tengan más claro, ya que el Samsung Galaxy Tab Wifi sitúa su precio por debajo del 50 por ciento del coste original, pasando a valer 370 euros.

Con la salvedad de la conectividad, el Samsung Galaxy Tab Wifi es exactamente igual que su predecesor, con lo que seguiremos teniendo entre manos con este terminal una potente herramienta orientada al entretenimiento multimedia. Es decir, que tendremos en su pantallita de siete pulgadas una ventana a los vídeos en cualquier formato, así como un gran reproductor multimedia, un excelente navegador de Internet, así como un terminal que podremos completar a nuestro gusto con las más de 250.000 aplicaciones que nos esperan en la Android Market.