Una pantalla plana compatible con las 3D y la alta definición. Puede que el Samsung LED 3D D6510 pertenezca a la gama más discreta de la última tanda de televisores 3D de Samsung. Pero igualmente ofrecen prestaciones avanzadas como para ganarse un hueco preferente en el salón de casa. Porque además presenta un diseño muy elegante, delgado y disimulando el marco alrededor de la imagen.

Disponible en tamaños de 32 a 46 pulgadas, su pantalla LED disfruta de buen contraste y calidad Full HD, la máxima nitidez en alta definición. Es capaz de llevar al hogar la tecnología 3D, que aparte del cine ya empieza a llegar a otros soportes, como las películas en Blu-ray o las retransimisiones en televisión de eventos deportivos.

Aparte de sus virtudes técnicas para mejorar la definición de las imágenes, el televisor también es una ventana abierta a Internet, incluso sin necesidad de conectar cables. Navegar por páginas web, estar al día de lo que sucede en las redes sociales… Hasta puede convertirse en un enorme monitor de videoconferencias, o recibir contenidos de otros equipos a través del sistema DLNA.