En casi todas las ferias y saraos en las que se ha presentado este ordenador Serie 9 de Samsung, siempre ha habido alguien que ha proclamado que tiene un cierto aire al MacBook Air de Apple. Hay ciertamente puntos en común. Ambos son equipos muy elegantes. De hecho, este ordenador podría ser perfectamente la respuesta de la coreana al equipo de la manzana, pero ahí se acaban las similitudes. Hay muchos aspectos en los que esos ordenadores portátiles de la Serie 9 superan a casi todos los demás del mercado.

Por ejemplo, en calidad de imagen, pero también en diseño. Es mucho más elegante que la mayoría. Por fin, en la elección de los materiales, sabiamente combinados. Está acabado en metálico, con ese perfil ultradelgado que le aporta una distinción inimitable.

Además, está bien dotado desde el punto de vista del procesador, de la memoria o del disco duro. Se busca sobre todo rapidez más que capacidad de almacenamiento. La capacidad de almacenamiento se puede lograr mediante dispositivos externos sin embargo el disco SSD es uno de los más rápidos a la hora de arrancar el ordenador, pero también a la hora de despertar desde un estado durmiente. Por fin, tiene un teclado iluminado que va a ser objeto de muchas conversaciones.

  • Diseño impresionante
  • Resistente acabado en aluminio.
  • Procesador potente.
  • Casi siete horas de autonomía.
  • Pantalla antirreflejos.