¿Qué mejor forma de recargar tus pilas convencionales que aprovechando la energía de tu propio ordenador? Ahora puedes poner a cargar tus baterías mientras trabajas o echas una partida con la máquina, sin necesidad de buscar un enchufe libre.

No sabemos si, como anuncia la tienda que lo comercializa, Freeloader Battery Charger es el cargador más ligero y pequeño del mundo. Lo que sí podemos asegurar es que permite cargar cualquier pila recargable, ya sea de níquel e hidruro metálico (NiMH) o de níquel cadmio (NiCd) de tamaño AA o AAA. Y que en el proceso sólo tarda 3 ó 4 horas en cargarlas.

Su carcasa de goma le proporciona resistencia, pero sin añadirle peso. Freeloader sólo pesa 54 gramos con las baterías puestas y mide 20 x 13 x 5 cms. Compacto y original, aunque eso sí, no es el único cargador del mismo fabricante. Si además de reaprovechar las pilas, también te atrae el uso de la energía solar, quizás debas echar un vistazo a este otro cargador solar que se comercializa bajo la misma marca Freeloader. Un cargador alternativo que también puede usarse con este accesorio para pilas. Y, además, en ese caso reduce el tiempo de recarga de las pilas a 1 ó 2 horas. Más rápido que el portátil o el ordenador.

El precio de este cargador de pilas es de 15.90 libras (unos 20 euros) con envío incluído, si se compra en la tienda británica gizoo. El precio incluye dos baterías recargables de tamaño AA y un cable USB, pero no incluye el billete a Reino Unido, el único país donde se comercializa hasta ahora.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...