Toshiba sigue los pasos de portátiles ligeros como el Mac Book Air y el Lenovo X300 con su modelo Portege R500. Un ordenador que reúne unas prestaciones bastante decentes con un grosor y peso más que ligeros. En parte lo consigue gracias al uso de la innovadora memoria de estado sólido (SSM), que parece estar llamada a sustituir en un futuro a los discos duros convencionales en los dispositivos portátiles.

No tiene la delgadez extrema del rival fabricado por Apple, pero a diferencia de éste incluye una unidad óptica (DVD Super-multi) en sólo 2 cms de ancho y 3 puertos USB. Además, su peso de 780 gramos y su pantalla de 12,1 pulgadas con una resolución de 1.280 x 800 píxeles le convierten en un auténtico peso pluma de altas prestaciones.

El cerebro de esta pequeña máquina está compuesto por un procesador Core 2 Duo U7700 de bajo consumo a 1.33GHz y una memoria RAM de 2 gigas DDR2 a 667MHz. Pero si hay algo que llama la atención al usuario entendido es su disco duro de estado sólido (SSD) de 64 GB, que consume menos energía que uno convencional, alargando la vida de la batería, además de permitir una mayor velocidad de acceso y unos niveles de ruido muy inferiores.

 

Aparte de sus prestaciones, este portátil también salta a la vista por su estilizado color aluminio y su finísima silueta, que sólo se ve engordada en la parte trasera, donde se ubica la batería de 6 celdas. Ni siquiera su unidad lectora de DVD Supermulti (+/-)R, con capacidad para leer 9 formatos diferentes de discos ni la antena integrada wifi y bluetooth le hacen alcanzar el kilo de peso.

 

Podríamos adquirirlo ya en EEUU por unos 2.100-3.000 dólares (1.330 -1.900 euros), pero es previsible que tenga un precio algo superior cuando llegue a Europa.

Vía: Reghardware

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...