Es la última familia de televisores delgados de Sony. Se llaman W4000 y siguen la últimas especificaciones que se ofrece en el mercado, es decir, alta resolución full HD a 1080p, sintonizador TDT y todo lo demás.

Además, incluyen el modo Picture Frame de la firma que permite mostrar fotografías mientras no se está utilizando la tele (funciona como un marco de fotos). Por otra parte y como sigue siendo habitual en las pantallas Sony incorporan el Bravia Engine 2 (la tecnología de turno para mejorar la imagen). En cuanto a los paneles LCD siguen siendo fabricados por la coreana Samsung y tienen un brillo de 500 cd/m2 y ratio de contraste 3.000:1. Cuando salgan a la venta esta primavera estarán disponibles en tamaños de 32, 40, 46 y 52 pulgadas.

Llama la atencion la simplicidad de líneas de la firma japonesa en contraposición con la última apuesta mucho más vibrante de Philips (no podemos olvidar el diseño rompedor del Philips Aurea que este año ha ganado el premio de la prensa al mejor TV del 2008 y de los nuevos diseños Philips 9600 y 9700).

Pero volviendo al nuevo equipo de Sony, su modo Picture Frame permite conectar por USB cualquier dispositivo con imágenes o mostrar cualquiera de las seis que ya tiene preinstaladas en memoria interna, que van desde Pop art hasta Van Gogh. Y no se preocupe por tener su televisor encendido mostrando fotografías mientras no tiene un canal sintonizado, pues en este modo consume un 35% menos de energía.

Incluye también la interfaz XMB y la tecnología Sync, que comunican el televisor con otros electrodomésticos Sony y permite manejarlos todos con el mismo mando a distancia. Este empecinamiento de Sony por salirse de los estándares y hacer avances que mejoran sólo sus equipos es uno de los planteamientos absurdos que está llevando a la firma japonesa a caer en el mercado.

El procesamiento de imagen que ofrece el Bravia Engine 2 emplea 10 bits para color ofreciendo 1.024 niveles para cada color, o lo que es lo mismo, 64 veces más gama. En este sentido hay que decir que ya era tiempo de que una firma puntera como Sony pasara de los arcaicos 8 bits y se sumara a las otras firmas de primera línea que lo llevan haciendo desde hace tiempo.

Siguiendo la estela de Pioneer, Loewe y otras firmas, Sony también se apunta en esta familia al modo 24p True Cinema, que ofrece más realismo en la visión de las películas. Las cámaras de cine suelen grabar a 24 imágenes por segundo, algo que choca con la frecuencia de los televisores. Cuando un televisor de este tipo se conecta a una fuente de cine compatible 24 frames por segundo, las imágenes se reproducen más fieles al original.

Los precios de la gama son:

  • Sony KDL-32W4000: 32 pulgadas en 79,4 x 57,7 x 24,2 cm por 1.299 euros.
  • Sony KDL-40W4000: 40 pulgadas en 98,6 x 68,4 x 27,9 cm por 1.699 euros.
  • Sony KDL-46W4000: 46 pulgadas en 112 x 78,2 x 30,7 cm por 2.399 euros.
  • Sony KDL-52W4000: 52 pulgadas en 126,2 x 87,1 x 34,7 cm por 2.999 euros.

Vía: engadget y gizmos.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,