El sistema de sonido Evolve de la marca norteamericana Griffin Technology puede parecer la típica base para iPod con altavoces. Pero la sorpresa la encontramos cuando levantamos los altavoces de la base. Sus dos altavoces son inalámbricos y, por lo tanto, se pueden colocar en cualquier sitio.

Y con inalámbricos no nos referimos sólo a que se comunican con la base sin necesidad de cables. Los altavoces tampoco necesitan cables de alimentación, ya que se recargan cuando descansan sobre la base. Además, incluyen un asa para facilitar aún más el transporte. Y, al medir tan sólo 14 centímetros, trasladarlos a otra habitación no será una tarea engorrosa.

A la hora de mover los altavoces de habitación en habitación, podemos desplazarnos hasta una distancia teórica de 45 metros, lo que nos permite colocarlos en cualquier lugar de la casa. Siempre y cuando las ondas inalámbricas nos lo permitan, claro. Por otra parte, es posible asociar más de 2 altavoces a una misma base y, por lo tanto, distribuir altavoces por distintas habitaciones y escuchar la música a través de todos ellos o escoger sólo un par que estén en una habitación determinada.

Evolve es compatible con iPhone, iPod, un reproductor MP3, reproductores de DVD, televisores y, en general, cualquier equipo con salida de audio. Son tan cómodos como los altavoces inalámbricos portátiles de Parrot y menos aparatososo que los iLive IT188B. Respecto a su potencia, llegan a los 12 vatios. Además, incluyen un mando a distancia con 45 metros de rango para hacer más cómodo su manejo.

En España, este equipo portátil lo comecializa ondamatica y lo vende a un precio de 299 euros (IVA incluído).

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp