Entre los inventos rocanbolescos que se conectan al ordenador está esta mininevera. Una miniatura llamada USB Mini Fridge. Basta con conectar el invento a cualquiera de las entradas USB que tengamos libres en nuestro ordenador.

Con la nevera en funcionamiento el siguiente paso será colocar nuestro refresco favorito en el interior y esperar un tiempo prudencial. Según indica su fabricante, el sistema es capaz de refrigerar hasta siete grados, temperatura ideal para disfrutar de una bebida fría.

Para que puedas llevártelo a la oficina sin hacer demasiado alboroto, el cacharro tan solo mide 18 centímetros de altura por 9 de ancho. Para completar el kit estival también podrás adquirir esta corbata USB con ventilador, aunque probablemente ganes el título de friki oficial en el trabajo. La USB Mini Fridge está a la venta en la tienda de Perpetual Kid por 26 euros.

Vía: Snagwiremedia

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...