No es aluminio todo lo que reluce. Iomega eGo pretende ser un disco duro portátil, pero lo hace a costa de dos puertos USB del ordenador, un bien escaso en los ordenadores portátiles. También nos indican que han mejorado un 40% el sistema anticaídas, pero nosotros de momento no lo hemos probado.

Iomega eGo lleva dos años en el mercado y ya le iba haciendo falta una renovación. La compañía acaba de presentar precisamente eso, un lavado de cara de esta gama de discos duros portátiles que ahora visten carcasa de aluminio anodizado de 16 milímetros de grosor y 200 gramos de peso.

En el interior, los Iomega eGo se mantienen prácticamente idénticos a los originales, con unidades de 2,5 pulgadas a 5.400 revoluciones por minuto y distintas capacidades. En concreto, de 250 a 500 GB con varios colores y precios que arrancan desde los 90 euros.

Respecto a la mejora en su protección, salvo modelos muy concretos que están realmente hechos a prueba de golpes y caídas, en general la experiencia nos dice que no es buena idea dejar caer un disco duro al suelo porque tiende a romperse. La nueva unidad, según el fabricante, amplía un 40% la resistencia a caídas, lo que significa que pueden caer desde un poquito más de altura (1,32 m). Es una mejora, pero tampoco supone mucha diferencia cuando intentamos desesperadamente atrapar la unidad al vuelo, así que mejor no hacer experimentos.

En junio se comercializará un modelo adicional llamado eGo Blackbelt que incorpora una banda de goma que amplia la resistencia a caídas hasta dos metros. La banda está disponible de forma independiente para los modelos que no la llevan de serie a un precio de 9,50 euros.

En cuanto a la alimentación, los nuevos Iomega eGo presumen de haber eliminado la alimentación externa a costa, eso sí, de incorporar un cable con forma de “y” que se come dos puertos USB, uno para datos y otro para corriente. En realidad no es que hayan eliminado la necesidad de alimentación externa sino que han eliminado el cargador de corriente externo, que se vende aparte a un considerable precio de 24 euros.

Por lo demás, los Iomega eGo vienen en tres colores (plata, azul y rojo) con tamaños de disco de 250, 320 ó 500 GB. No todos los colores ofrecen la misma capacidad. El modelo Silver, por ejemplo, sólo está disponible en 320 GB. Las combinaciones varían según los mercados. Los modelos eGo de 320 GB en Ruby Red, Midnight Blue y Silver costarán 90 euros. Por su parte, el modelo Ruby Red de 500 GB costará 125 euros.

Todos las unidades vienen con un paquete de software para hacer copias de seguridad y la versión básica del antivirus McAfee Virus Scan Plus con licencia para seis meses. Los que prefieran no andar todo el día cambiando de profiláctico en su PC pueden optar por antivirus gratuitos como AVG.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...