Bien podría pasar por un coche teledirigido. Sobre todo por el detelle de la antena que sobresale de su parte trasera. Hay quien lo ha llegado a comparar con los antiguos rebobinadores de cintas VHS con forma de coche deportivo. Pocos datos se conocen de éste pequeño ordenador, catalogado en el campo de los nettop y fabricado por la empresa taiwanesa Kimpro. La base es la carcasa de un auténtico Ferrari F430 de radiocontrol, al que despojaron de sus entrañas para sustituirlas por un chipset Intel Atom.

El equipo fue exhibido en el transcurso de la feria Computex celebrada en Taipei. El fabricante no facilitó las características técnicas, a pesar de tratarse de uno de los cacharros que más llamaron la atención de los visitantes. A través de las imágenes captadas se pueden apreciar las conexiones de las que dispone en el lateral.

El Ferrari Nettop de Kimpro incorpora salidas de vídeo, tanto por puerto VGA como DVI. Para dar soporte a todo tipo de monitores. También se aprecian tres conexiones USB para periféricos. Además de una salida de audio en forma de jack de 3,5 milímetros (la conexión habitual para auriculares). Cierra el apartado de enchufes el cable de alimentación eléctrica. Incluso se puede apreciar el transformador de corriente tirado en el suelo.

Destaca de foirma muy llamativa la unidad óptica que sobresale del morro del vehículo. En teoría, por lo poco que se sabe y se puede extraer de las fotografías, podría tratarse de un equipo plenamente funcional. Pero se desconoce aún si existe la intención de comercializarlo por parte de Kimpro. O simplemente se trataba de un mero prototipo para lucimiento de la empresa. Sin duda, quedaría perfecto en nuestra mesa de estudio junto a una gran pantalla.

Vía: Carzi

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...