Toca, toca. Al igual que los ordenadores portátiles, este teclado dispone de un touchpad en el lateral derecho. Se puede usar como control del puntero del ratón. O realizar una serie de gestos con dos y hasta tres dedos. Luego, el teclado se encarga de interpretarlos como acciones determinadas a realizar. No es que prescinda del teclado numérico que habitualmente está situado en ese mismo lugar. Sino que el propio touchpad es a la vez teclado numérico. Con sólo pulsar un botón, podemos realizar el cambio de uno a otro.

La tecnología multitáctil se está extendiendo a todos los ámbitos de la tecnología. No todo ha de reducirse al ámbito de los nuevos MacBook Pro o el recientemente presentado iPhone 3GS.

Gracias a esta función se pueden ampliar o rotar las imágenes que estamos viendo en pantalla. Desplazarnos vertical u horizontalmente por las ventanas. Y acceder a carpetas y  aplicaciones concretas. Y todo ello con los dedos, mediante gestos.

La finalidad de este novedoso teclado es la de agilizar nuestras tareas en el ordenador. Casi hasta el punto de que no queda resquicio alguno sin botones en la superficie del mismo. Entre otros, encontramos accesos directos a determinadas aplicaciones. Las más habituales, como pueden ser el correo electrónico o el navegador de Internet, entre otras. Hasta un enorme botón con el logotipo de Windows para acceder al menú de inicio.

Evidentemente, con esto ya se supone que el teclado está diseñado para su funcionamiento en ordenadores con este sistema operativo. Este delgadísimo teclado (poco menos de dos centímetros de grosor) funciona de forma inalámbrica. Escondiendo en uno de sus bordes el receptor de la señal de radiofrecuencia.

El teclado ya se encuentra disponible en la web de Brando un precio de 70 dólares (50 euros al cambio).

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...