Si tiene USB, probáblemente sea de Brando. La compañía que más artilugios estrafalarios ha sacado al mercado con la excusa de que se conecten al puerto USB acaba de presentar la Brando Fake Car Security Spy Cam. Se trata de una cámara de vídeo y fotos hábilmente oculta en lo que, a simple vista, parece la llave de un coche.

El dispositivo mide tan sólo 64 x 30 11 mm y se alimenta de una batería recargable mediante MicroUSB, que es también por dónde se conecta al PC para descargar nuestras imágenes o vídeos de vigilancia.

La llave-cámara tiene una memoria interna de 2Gb y puede tomar imágenes a 1280 x 960 píxeles o vídeo a resolución VGA (640 x 480) y 29 frames por segundo. Desde Brando no especifican cómo se opera exactamente este dispositivo para espionaje doméstico. Los únicos controles son los de encendido y activación o desactivación del sonido. Parece que la Fake Car Security Spy Cam incluye una especie de mando a distancia pero, a falta de confirmación por parte de la compañía, esto es sólo una especulación.

En cualquier caso, no nos atrevemos a pensar cuáles pueden ser las aplicaciones de una cámara de espionaje con forma de llave de coche. Especialmente si tenemos en cuenta que si nos entran a robar a casa, lo primero que se van a llevar va a ser precisamente la cámara espía. La cámara espía cuesta 66 dólares (unos 47 euros al cambio)

Vía: Geeky Gadgets / +info: Brando

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,