Fujifilm también sabe hacer cámaras con precios asequibles. La Finepix A220 de Fujifilm es un ejemplo. Tiene un sensor de imagen CCD de 12 megapíxeles, que hace buena pareja con el objetivo Fujinon de tres aumentos creado específicamente para la serie A. Aunque es una cámara económica, incorpora ciertos refinamientos como el estabilizador de imagen para trabajar con niveles ISO de hasta 1600 y que de forma automática elige la luz y la velocidad de obturador más adecuada en cada momento. De todas las combinaciones procura seleccionar aquella que crea menos ruido y menos imágenes borrosas. También tiene una pantalla de gran tamaño situada en la parte trasera con  2,7 pulgadas de diagonal.

Los usuarios que busquen una buena máquina de fotos sin gastarse en ella todo el presupuesto de las vacaciones, lo van a tener muy sencillo. Curiosamente es posible encontrar en esta cámara prestaciones propias de aparatos cinco e incluso 10 veces más caros como el reconocimiento automático de escenas, la selección automática de modo panorámico y la detección de caras. Toda esta inteligencia está comprimida al máximo en la electrónica de manera que el aparato tiene un grosor ligeramente inferior a los 22 milímetros

Esta cámara reserva para fotos en torno a 20 megas de espacio en la memoria interna y puede tomar secuencias de vídeo a 30 cuadros por segundo. El modelo A170 es de la gama más económica como el anterior. Incorpora un sensor de 10 megapíxeles, que puede tomar imágenes incluso en condiciones de muy baja luz. Por eso puede disparar a un ISO 1600. El acabado con dos capas de barniz, es suficientemente elegante como para llamar la atención desde el escaparate de las tiendas. Tiene también un modo panorámico. Se llevan a cabo tres fotografías, y luego las empalma hasta lograr una panorámica muy larga. Es el único modo de poder tomar fotos de grandes grupos o de ciertos paisajes.

Como se trata de una cámara en la que lo importante es la comodidad y la facilidad de uso, tiene un modo automático de reconocimiento de escenas, que de antemano selecciona el modo más adecuados. Presenta seis escenas distintas: retrato, paisaje, macro, contraluz, noche y retratos nocturnos. También dispone de un eficaz modo de detección de caras, que sirve para obtener mejores retratos. Las imágenes son siempre claras porque dispone de circuitería antiemborronamiento. El modelo A220 costará en Europa unos 72 euros, mientras que para el modelo A170 no hay precio fijado.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...