Se llama Individual Compose de Loewe y  es el “Mercedes” de los televisores. Una máquina de 52 pulgadas diseñada para ofrecer cine como espectáculo en las mejores condiciones. Un televisor  muy valorado por la crítica internacional y premiado por su diseño y electrónica desde su lanzamiento en la feria internacional IFA de 2008 que se celebra en Berlín.

Eso sí. Este modelo de Loewe no es apto para todos los públicos. Para llevarlo a casa hay que pagar 6.500 euros. Una inversión, sólo aceptable para los aficionados que valoran la calidad y el diseño.En este sentido, hay que decir que a la hora de comprar un coche gastamos mucho más, pero también hay que tener en cuenta que el coche se ve, está a la vista y el televisor de casa no.

El Individual 52 Compose Full HD+ 100 de Loewe tiene un nombre tan largo como sus prestaciones. Incluye un panel Full HD de 1920 x 1080 píxeles. Ofrece una imagen dinámica y con unas transiciones rápidas de color estupendas. En esto ayuda la tecnología de 100 Hz, pero también el sistema HD+ 100 que procura mantener toda la información y la claridad de las imágenes en alta definición incluso cuando galopan por la pantalla.

El panel está recubierto por una capa de cristal oscurecido que ayuda a incrementar los niveles de negro. De todas formas estamos hablando de una máquina que presenta un contraste dinámico de 10.000:1 para un brillo en pantalla de 500 candelas. Es un televisor para disfrutar con los amigos, para esos estrenos de cine y para los partidos del siglo gracias a su ángulo de visión de 178°.

Uno de sus puntos interesantes de la gran pantalla es el disco duro que tiene integrado. Un disco que puede grabar y reproducir televisión en alta definición. La calidad de las imágenes grabadas y almacenadas no tiene nada que envidiar a los mejores aparatos del mercado, y sus 250 GB dan para muchas horas de entretenimiento.

En cuanto a la conectividad. tiene sólo dos conexiones HDMI (un punto mejorable). También tiene euroconectores y entradas y salidas de audio digital. Son importantes desde el momento en que incorpora un decodificador integrado para  Dolby Digital y Dolby Virtual Surround. Su sintonizador es compatible con televisión digital terrestre normal y de alta definición. También lo es con las emisiones de satélite o las señales procedentes del cable.

En realidad ésta es una pantalla que le da al usuario muchas opciones de configuración, pero el distribuidor ha preferido ofrecerla con todos los complementos imaginables. De ahí el precio. No se paga sólo una pantalla de 52 pulgadas. Loewe no sólo ha cuidado de forma exquisita la imagen, sino que además ha creado un producto que suena muy bien. Incluso tiene dos puertos USB para ver fotos o conectar la cámara al televisor.

En el aparatdo de diseño llama la atención que podemos cambiar el color de los paneles laterales para que mantener la paz del hogar combinando el televisor con la decoración. El precio de estos paneles opcionales en colores como rubí, palisandro, roble o ébano, es de otros 200 euros.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,