Podría haber sido el teléfono de Hamlet si en su época hubieran existido los teléfonos. Se llama Skull Phone o lo que es lo mismo en español, el teléfono calavera. Como no podía ser de otra forma, estamos delante de una calavera de pega fabricada a tamaño real y con un teléfono integrado. Lo que vendría a ser el regalo ideal para los amantes de lo tenebroso y cómo no, de la tragedia inglesa del XVI.


Si Shakespeare levantara la cabeza, quizás no tendría inconveniente en prestar su respectiva calavera para tan insigne invento. Por suerte, el material utilizado para su construcción está muy lejos de ser real. Cada uno de sus recovecos está hecho de plástico y en el interior de las cavidades oculares, lleva un par de luces LED azuladas (una por ojo) para dar mucha más sensación cada vez que alguien llama por teléfono.

No sabemos si para el sonido del Skull Phone se ha reservado la típica carcajada fantasmagórica o si por lo contrario, el teléfono suena con el ring-ring de toda la vida. Como si tener una calavera en el recibidor fuera de lo más normal. En cualquier caso, el sector de los góticos está de enhorabuena. Por fin podrán ampliar su colección compuesta por rarezas como el USB Key Skull Ring o los Skull Speakers, unos altavoces de muerte.

La calavera en cuestión se vende a través de la tienda de Brando, al económico precio de 18 euros.

Vía: Dvice

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.