Joby es una compañía que se ha hecho famosa en el mundo de la fotografía de la noche a la mañana tras inventar los trípodes todoterreno Gorillapod. Ahora, sus creadores aplican la misma filosofía para crear Gorillatorch, un foco de fotografía unido a un trípode prensil capaz de agarrarse en las superficies más difíciles.

Gorillatorch utiliza el mismo tipo de patas prensiles que la gama Gorillapod, concretamente que la del tamaño medio. Cada una de las tres patas del ingenio está compuesta por bolas de goma que se articulan unas con otras mediante rótulas para adoptar cualquier forma.

Con esa estructura, las patas creadas por Joby son capaces e agarrarse a farolas, árboles, postes y hasta pequeñas irregularidades de una pared. Sólo hace falta tener algo de experiencia en su uso.

Por su parte, el foco que acompaña al trípode del Gorillatorch es una lámpara de LED alimentada por 3 pilas AAA que le dan una potencia de iluminación máxima de 65 candelas.

A pleno rendimiento, las pilas duran 20 horas, pero el foco dispone de un anillo con el que regular la intensidad de la luz si no nos hace falta  que sea muy fuerte. En el modo óptimo de consumo, el Gorillatorch aguanta 50 horas, que suben hasta 80 en el modo de ahorro de energía.

Toda la carcasa es resistente al agua y está recubierta de goma, por lo que no provoca daños en las superficies donde se agarra. El Gorillatorch puede adquirirse en la misma web de Joby por 40 euros.

Vía: Geeky Gadgets

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...