Ya lo decían los ínclitos protagonistas de Celebrities en Muchachada Nuí: “¡Ahiva que chorrazo!”. Chorrazo, en este caso, iluminado por una inquietante luz roja que hará que parezca que estás sirviendo algún líquido radioactivo y ultra-tóxico cuando en realidad no es más que un inofensivo e inocuo ron añejo de 12 años.

El responsable de este brillo maligno es el dispositivo que se aprecia en el cuello de la botella. Se llama Electrapourer y es un escanciador que, mientras asegura que no derramas ni una gota del precioso fluido, lo ilumina mediante luces LED que, en este caso, sólo son de color rojo aunque hay disponibles otros colores.

El mecanismo se activa sólo cuando pasa líquido por el escanciador y, según el fabricante, está pensado para los sufridos camareros que trabajan en garitos tan oscuros que se las ven y se las desean para echar los combinados en el vaso y no por encima de la barra.

El fabricante también asegura que las baterías del invento duran cuatro horas, pero no especifica qué tipo de pilas usa ni si son reemplazables. Los que queráis iluminar vuestro alcoholazo podeis hacerlo por el precio de 4,50 libras la unidad (5 euros) o por 50 libras (57 euros) si comprais un pack de 12 para iluminar todo el mueble-bar. A la venta en Drinkstuff (el nombre de la página no podía ser más explícito).

Vía: DVice

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.