fotobox
Los dispositivos, especialmente los adaptadores, tienden a la simplificación con el tiempo. Así se demuestra con el Fotobox, un artefacto que, si bien no es original ni revolucionario, sí que pretende ponerle las cosas más fáciles a los menos hábiles en lo que manejo de ordenadores y tecnología en general se refiere.

En principio no es otra cosa que un adaptador para leer tarjetas de memoria SD a través del puerto USB del ordenador. Pero es mucho más que eso. Y es que su utilidad está pensada especialmente para visionar fotos y videos mediante un slideshow (un navegador que agiliza y clarifica el contenido de imágenes en pantalla), que salta directamente en cuanto conectamos el Fotobox con una tarjeta insertada en el PC.

Usando Fotobox, no habrá que abrir un sin fin de ventanas ni explorar el ordenador para buscar el contenido de la tarjeta de memoria que ha salido de la cámara de fotos, sino conectar, visualizar, seleccionar y, a partir de ahí, elegir qué se quiere hacer, ya que el sistema de este dispositivo ofrece varias opciones. Por un lado, el software que acompaña a Fotobox incluye un editor de fotografías y vídeo con el que darle al archivo el punto deseado (incluyéndole música, narración, e incluso, efectos especiales).

Si como fotógrafos somos un hacha y no es necesario retocar, se pueden subir las imágenes directamente a internet o enviarlas a un iPod con una simple selección de la opción correspondiente. Igual de sencillo sería enviar un vídeo a YouTube, ya que Fotobox dispone de un enlace directo a la cuenta que tenga vinculada el usuario.

Sin ser nada del otro mundo, sí que ha sido un acierto la forma en que el fabricante ha buscado la simplificación para un determinado sector de usuarios. Para adquirirlo, Fotobox se vende a un precio de 80 dólares (unos casi 55 euros).

Vía: Gizmología

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...