ces-2010-1

CES-2010-ICONO
Como cada nuevo año, y dando apenas tiempo para recuperarse de las Navidades, llega una flamante edición de la Feria con mayúsculas del mercado de la electrónica, el CES de Las Vegas. Esta reunión anual, que se celebra desde hace más de 40 años, convoca en la segunda semana del año a lo más granado de la industria. Concebida en principio como un foro de reunión donde los profesionales podían intercambiar ideas y conceptos, en poco tiempo ganó el interés de la prensa ávida de novedades, al extremo de convertirse en la verdadera feria de las vanidades, en una caja de resonancia ideal para los fabricantes que aprovechan para presentar sus inventos más recientes y espectaculares.

Miles de periodistas de todos los países peregrinan todos los eneros a Las Vegas para empaparse de nuevas tecnologías, jugarse las dietas en las tragaperras y, sobre todo, para disfrutar como niños durante unos días con lo último en cacharreo.

Dada la delicada situación económica que viven la mayoría de los países, los expertos temían por el futuro del CES, pero por suerte los nubarrones se han alejado. Los organizadores han hecho un esfuerzo de titanes por mantener la cara de póquer y un aspecto de normalidad, pese a que este año no ha sido necesario, como en años anteriores, alquilar la superficie adicional del centro de convenciones Sands. Aunque las cifras de 2010 son algo más modestas que las de la pasada edición, la organización se muestra satisfecha, y no es para menos. Del 7 al 10 de enero en Las Vegas se van a mostrar las tecnologías y los productos estrella de más de 2.500 exhibidores, casi 1.000 de fuera de los Estados Unidos, y 330 nuevos. El público asombrado contará con unos 110.000 asistentes, procedentes de más de 140 países. No se van a sentir defraudados, porque este año se van a presentar en torno a 20.000 productos, entre prototipos, ideas imposibles y modelos comerciales. Estarán repartidos en las 20 zonas temáticas en que se divide este año la feria. Categorías que abarcan desde los libros electrónicos a los netbooks, o la conducción segura, aunque es el primer año en que habrá un pabellón dedicado exclusivamente a los productos de Apple.

ces-2010-2

Como viene siendo habitual en los últimos años, el pistoletazo de salida le corresponde a la multinacional Microsoft, desde hace dos años sin la presencia de Bill Gates. En su lugar, hará el papel de anfitrión y animador del evento el menos fotogénico pero muy eficaz Steve Ballmer. Como muestra de lo que va a ser la tónica de la feria, la compañía de Redmond aprovechará la ocasión para mostrar los nuevos inventos que acompañan a su proyecto Natal, ése que nos permitirá practicar videojuegos de última generación sin necesidad de mandos, gracias a un evolucionado sistema de reconocimiento visual y vocal. Una vez dada la salida, el parquet y los stands cargaditos de inventos quedarán en manos de una multitud formada por curiosos, periodistas, políticos, starlettes, y jugadores entre mano y mano de blackjack. Y también decenas de estrellas locales, perfectamente desconocidas fuera de Estados Unidos. Jugadores de béisbol y de fútbol americano, guionistas y actrices de culebrones de Hollywood, ganadores y ganadoras de concursos locales a la mejor carta de manzana, para el público hispano quizás los protagonistas más conocidos sean la leyenda de la NBA Chris Mullins, el dibujante de la Marvel Stan Lee, y el propio gato Garfield que hará su aparición el día siete a las 12 en el pabellón Norte, en un espacio dedicado a la infancia.

Pero no todo es glamour en la feria más importante del mundo de la electrónica. El conocimiento también ocupa un lugar importante. Se van a celebrar más de 250 conferencias en apenas cuatro días, lideradas por más de 800 especialistas de la industria. En ellas se examinará con detalle la influencia que van a tener los nuevos inventos, y sobre todo las nuevas vías de negocio que se abren. Por primera vez en la historia del evento, Hollywood y la industria del entretenimiento ocupan una parte sustancial de las conferencias, tratando temas tales como la imagen en tres dimensiones, los nuevos contenidos asociados a la televisión tradicional por ondas, la televisión IP, la nueva televisión móvil, o los nuevos estándares de conectividad inalámbrica, entre otros.

ces-2010-3

De todas formas, el orden de las intervenciones indica claramente cuál es el lugar de cada uno en la cadena trófica de la feria. El primero es Ballmer, de Microsoft, que adelanta su charla al día seis a la hora de la merienda. A las 8:30 hablará Mulally, presidente de la Ford. El primero en abrir fuego el día siete será Otellini, el CEO de Intel y después le llega el turno a Nokia.

Durante estos días en la ciudad que nunca duerme, la profesión de periodista es una ocupación de riesgo. Los profesionales de la información tendrán que asistir a una conferencia cada 12 minutos, y evaluar un nuevo producto en menos de un par de minutos. Tendrán que recorrer a pie, o en coquetos vehículos eléctricos, centenares de kilómetros, y escribirán una media de 8.000 palabras diarias. De ello se encarga la organización que ha montado una de las infraestructuras más avanzadas del planeta con ancho de banda inalámbrico suficiente para todos, con servicios de televisión interactiva en todos los monitores y en todos los teléfonos móviles, y con terminales de noticias y de recarga eléctrica repartidos por todas partes para que nadie se quede sin batería. Eso sí, los ejecutivos de la industria irán a lo suyo. Los analistas calculan que los industriales asistentes mantendrán una media de 12 conferencias y encuentros profesionales, y firmarán al menos un trato multimillonario en esos cuatro días. Por algo dicen que lo que ocurre en Las Vegas se queda en Las Vegas.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.