Escient-FP1-a

Ya hay alternativas a los típicos altavoces para poder escuchar la música del iPod en casa. Con El reproductor multimedia FP-1 de Escient, ya es posible reproducirla en un sistema multihabitación. El manejo de este aparato es sumamente sencillo. Basta insertar el reproductor de Apple en la parte superior, y conectar a una pantalla de televisión para poder navegar entre las diversas funciones a través de menús sencillos y atractivos. El mismo tipo de menús que incorporan los reproductores basados en disco duro Fireball del mismo fabricante.

El FP-1 puede reproducir sonido PCM, MP3 y WMA. También se atreve con el formato AAC de iTunes, y con el sonido favorito de los aficionados a la música de calidad, el FLAC. Aunque en principio ha sido diseñado para reproductores con una capacidad de 80 GB, lo cierto es que es capaz de trabajar con tamaños superiores. La única servidumbre es que tardará más tiempo en llevar a cabo el proceso de sincronización. Por suerte, este proceso sólo se lleva a cabo la primera vez que se conecta el iPod. A partir de ese momento, cada vez que se inserte el reproductor portátil en la cuna, se llevará a cabo un rápido escaneo para sincronizar las nuevas canciones.

Escient-FP1-b

No es ésta la única funcionalidad de este equipo multimedia de Escient. Es un reproductor bastante solvente, que también puede extraer música desde ordenadores PC y Mac, reproduciéndola en streaming. De igual manera, puede trabajar con los reproductores Fireball de la casa, haciendo las funciones de controlador de estos enormes almacenes de música. Aún más interesante, es posible intercambiar canciones entre los Fireball y el iPod.

No resulta extraño que tenga funciones añadidas cuando utilizan los iPod Classic de 5ª generación. En este caso además es compatible con diversos formatos de video y de fotografía. Entre su conectividad se cuenta una salida de video compuesto y otra S-video para conectarlo al televisor, y salidas de audio digitales y analógicas para enchufar a un receptor estéreo. También dispone de puerto USB y de una conexión de red local con la que puede buscar contenidos en cualquiera de los discos duros conectados a la red. Puede convertirse en inalámbrico pero el adaptador Wi-Fi se paga aparte. Permite la reproducción de contenidos en remoto desde cualquier habitación de la casa, siempre que haya instalado un controlador de pared compatible. Por fin, es capaz de reproducir emisoras de radio en Internet siempre que funcionen con Shoutcast (MP3) o en formato WMA.

Su precio es de 690 euros, impuestos incluidos.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , ,