fatboy-mkii-1

Hay algunos puntos en común entre estos altavoces de Fatman, y los famosísimos Nautilus de B&W. En primer lugar, la forma exterior, redondeada y huyendo de las superficies planas y paralelas. Claro que en este caso se trata de un recinto esférico  en lugar de la compleja geometría espiral de los altavoces de B&W. El segundo punto, es que en ambos casos se segrega el altavoz de agudos a un pequeño recinto propio situado en la parte alta del altavoz. También en ambos casos, se emplean materiales poco comunes  y diferentes. Claro que ahí se acaban todas las similitudes. Los Nautilus son un clásico entre los clásicos, sólo aptos para audiófilos con posibles.

Los Fatboy MKII son unos pequeños altavoces de dos vías que de alguna manera se parecen a una pelota de baloncesto en cuya parte superior se ha colocado el faro de una vieja bicicleta. Pero son mucho más que eso. Se trata de un diseño inteligente y que separa el altavoz de agudos del altavoz de graves colocándolos en recintos diferentes para que no interfieran entre sí. Además la caja está construida con materiales especialmente masivos patente de la propia casa. El cono de agudos tiene una pulgada y media, y cúpula de seda mientras que el cono de graves tiene cinco pulgadas y cuarto, y está acabado en kevlar.

fatboy-mkii-2

El rango de frecuencias de estos altavoces va de los 60 a los 22.000 Hz. Curiosamente, el corte se sitúa a los 4,5 kHz. La calidad de sonido de este aparato es tan elevada que no sólo se puede utilizar en aplicaciones de alta fidelidad. Hay mucha gente que los coloca como altavoces de escucha en estudios de sonido profesionales, donde destacan por su estética y por su fidelidad y capacidad. Lo más curioso es que el precio no es excesivo. 600 euros y te los llevas a casa.

Aunque en la versión en color negro piano resultan sumamente elegantes, el fabricante espera tenerlos en una amplia gama de colores para que puedan encajar con cualquier decoración. Ni que decir tiene que las especiales características de estos altavoces hacen que formen una magnífica pareja con los amplificadores de válvulas de Fatman, donde la dulzura propia de las válvulas empareja con la precisión de los Fatboy MKII. El fabricante recomienda alimentarlos con amplificadores de hasta 25 W por canal, de nuevo un punto a favor de las viejas válvulas, aunque también suenan estupendo con amplificadores de diseño más actual. Los conectores traseros permiten bicableado.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,