x-tube-1

A primera vista, este es un producto que engaña. Parece una combinación de tecnología antigua y moderna, pero en realidad es un imposible. Es simple estética. Lo que parece ser una tarjeta de sonido a válvulas compatible con USB, pero no es más que una carcasa. Se trata de una tarjeta de sonido USB, preparada para reproducir sonido multicanal de cine doméstico, pero también de un buen puñado de videojuegos.

Dentro de lo que parece ser la carcasa de una válvula, se esconde toda la electrónica de conversión y de amplificación. Incluso tienen un conector donde enchufar unos auriculares. La casa recomienda emplear el modelo AH-515 de  Hanwha, unos auriculares cerrados preparados para ofrecer sonido multicanal con tan sólo dos orejeras. Es sonido DTS de calidad para escuchas privadas.

x-tube-2

Cuando la tarjeta está funcionando, emite un suave brillo de color azul, muy parecido al de las válvulas auténticas. Está disponible en tiendas japonesas y en Internet por un precio aproximado de unos 45 dólares a lo que hay que sumar transporte y con un poco de mala suerte, aduana. La pregunta del millón es si realmente merece la pena. Tiene una respuesta de 20 a 20.000 hercios, y una relación señal ruido de 85 dB.

Hay otras tarjetas en el mercado con mayor capacidad, con mucha más amplia conectividad, y sobre todo que ofrecen mejor calidad de sonido. Basta con echar un vistazo a las tarjetas de sonido USB de Turtle Beach, que por fin están disponibles en tiendas británicas tras un largo período en el que sólo las podían comprar los norteamericanos. Así, esta tarjeta japonesa es recomendable únicamente para los que quieran epatar al personal, los que quieran presumir de tener un objeto bonito y curioso, que es compatible con las versiones más actuales de Windows.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,