krel-kid-1

Krell KID es un preamplificador específico para el Apple iPod. Es un prodigio de ingeniería electrónica. La circuitería analógica es de Clase A, de tipo discreto y diferencial; y está aislada de la circuitería digital. La topología del Krell KID logra que el recorrido de la señal pase a través de un control de volumen de 256 pasos hecho a medida para este producto y termine en unas salidas de audio balanceadas.

Es compatible con todas las generaciones de iPod y también de iPhone. Y la batería de todos estos dispositivos de Apple se carga mientras que están conectados al Krell KID. Asimismo, la respuesta de frecuencias va desde 20 a 20.000 hertzios, con una distorsión armónica total casi inapreciable (menor que 0,0002%). Además la relación señal/ruido es de 94 decibelios.

krel-kid-2

Con respecto a la conectividad del Krell KID, apuntar que, aparte del conector para iPod, ofrece una entrada auxiliar de 3,5 mm. Por lo tanto, puede utilizarse con otras fuentes de audio, como, por ejemplo, un CD walkman o con cualquier reproductor MP3 del mercado. A esto hay que sumar una salida de audio balanceada y otra salida de audio estéreo; una salida S-Vídeo; y una salida de vídeo compuesto. También incluye una entrada de control vía RS-232 y una salida de control para un disparador de 12 V.

Desde el mando a distancia que viene de serie con este preamplificador para iPod de Krell es posible controlar todas las funciones del iPod, además del volumen, los graves y los agudos. La resistente carcasa de este equipo, terminada en aluminio bruñido, presenta unas dimensiones de 33 por 7 y por 27,7 centímetros; el peso es de 4,5 kilos. Tanta calidad de electrónica tiene un precio, al alcance de los audiófilos más pudientes, que en el caso del Krell KID asciende a 2.140 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , ,