monitor 1

Resulta cada vez es más frecuente encontrar en el mercado ofertas de ordenadores de sobremesa, dotados de los últimos adelantos y a buen precio, pero en muchos casos estas ofertas tienen truco. Se vende la CPU sola. El monitor se compra aparte, y esto, que en principio podría ser un problema, es en realidad una ventaja para el usuario, que de esta manera puede elegir el monitor que más le apetezca entre la amplia oferta que hay disponible. Claro que los compradores deben entonces hacerse la pregunta, ¿qué hay que tener en cuenta para comprar el mejor monitor de ordenador?

Inicialmente hay que valorar dos factores. En primer lugar, no existe el mejor monitor de ordenador, sino el más adecuado para cada usuario. En segundo lugar, dado que vamos a pasar delante del ordenador miles de horas, no conviene escatimar en la inversión, porque unas mala pantalla, con letras difusas o píxeles desiguales, puede acabar afectando a la vista. De hecho, la inversión en un buen monitor de ordenador es una inversión en salud que se cobrará en años con un mejor rendimento ocular. Por eso, prácticamente desde el principio, hay que descartar aquellos monitores que tengan colores irreales, irregulares o desvaídos, ángulos de visión limitados, píxeles muertos (oscuros) o permanentemente iluminados, o que presenten imágenes deformadas en pantalla.

monitor 2

Para comprar el monitor más adecuado, en primer lugar, hay que decidirse por una diagonal de pantalla. Si no se vive en una de esas ridículas soluciones habitacionales de las que habló cierta ministra, no es mala idea ir a por el monitor más grande que te puedas permitir. No se trata sólo de que los videojuegos se vayan a ver mucho mejor, sino que además habrá más espacio en el escritorio para ejecutar todo tipo de tareas, y un monitor de gran tamaño facilita mucho el trabajo a la hora de editar fotografía o vídeo.

Pero ¿cuánto es una gran diagonal? Hay usuarios que se sentirían intimidados al trabajar con una pantalla de 27 o de 32 pulgadas, aunque lo cierto es que con las pantallas Full HD, y la tecnología LCD, los fabricantes recomiendan distancias a la pantalla realmente cortas, y trabajar a un metro o  a un metro y medio de una pantalla de 32 pulgadas, no resulta descabellado. De todas formas, vamos a ser algo más modestos y empezar con una diagonal de 22 pulgadas como tamaño mínimo, aunque sería recomendable empezar por una de 24 pulgadas, siempre y cuando el precio sea razonable.

Ir a  la Parte 2

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...