2010_06_29_Acer Predator1

La saga Predator de Acer es una de las más populares para aquellos usuarios que quieren hacerse con una plataforma potente para sus juegos sin tener que montar y personalizar el ordenador ellos mismos. La última actualización de esta familia está protagonizada por el Acer Predator AG7750, un sobremesa que, como sus predecesores, ofrece rendimiento a raudales en la futurista carcasa naranja que ya casi forma parte de la personalidad de este equipo.

El Acer Predator AG7750 es, para empezar, compatible con el estandar DirectX11 que exigen los videojuegos más recientes. El apartado de hardware presume de grandes cifras, empezando por su procesador, un Intel Quad-Core i7-930 enfrado mediante refrigeración líquida.

2010_06_29_Acer Predator2

El apartado gráfico es, como no podía ser menos, desproporcionado. El Acer Predator AG7750 permite hasta tres tarjetas gráficas Nvidia GeForce GTX 470 (pertenecientes a la generación Fermi de chips) en configuración SLI. Si eso no da para ver juegos en 3D con todas las opciones a tope, nada puede hacerlo.

La memoria RAM asciende a 12GB, mientras que el almacenamiento corre a cargo de cuatro discos duros de 2TB de capacidad cada uno. Se echa de menos, quizá, la existencia de alguna unidad en estado sólido (SSD) que agilizara los procesos en la unidad que albergue el sistema operativo.

En el exterior, el Acer Predator AG7750 ha actualizado algo su aspecto para integrar mejor la iluminación LED. Aunque está sujeto al gusto de cada cual, se trata de uno de los equipos más llamativos y bonitos del mercado. La mala noticia, como siempre, es el precio. El Acer Predator AG7750 llegará en los próximos meses a un precio que rondará los 2.000 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,