iomega_ssd_usb3_1

Iomega acaba de presentar una serie discos de estado sólido (SSD) con un tamaño que realmente es de bolsillo: 1,8 pulgadas. Se llaman Iomega External SSD Flash Drive USB 3.0 y están disponibles en tres capacidades: 64 GB, 128 GB y 256 GB. Son muy resistentes y se calientan poco, porque las unidades de almacenamiento SSD carecen de partes móviles. Además, la carcasa de metal aguanta caídas desde tres metros y medio metros.

Son unidades de tipo Flash NAND capaces de escribir a una velocidad de hasta 130 mbps (megabits por segundo), casi el doble de rápido que un disco duro SATA a 7.200 revoluciones por minuto. Y leen a una velocidad máxima de 191 mbps. Gracias a que incluyen USB 3.0, pueden operar a tasas de transferencia de datos de un máximo de 5 gbps (gigabits por segundo).

iomega_ssd_usb3_2Aunque estos discos de estado sólido de Iomega sean USB 3.0, también son compatibles hacia atrás con los puertos USB 2.0. Los datos se pueden encriptar con un sistema de cifrado por hardware de 256 bits. Salen formateados de fábrica y simplemente hay que conectarlos con el cable USB 3.0/2.0 que viene de serie. Por cierto, a través de este cable reciben la alimentación eléctrica.

Son compatibles con PC y con Mac, aunque los usuarios de Mac debe volver a formatearlos antes de comenzar a utilizarlos. Su peso es de 110 gramos, y miden 11 por 6 y por 0,9 centímetros. Los precios de venta al público fijados para esta familia de unidades SSD portátiles son los siguientes: El Iomega External SSD Flash Drive USB 3.0 256GB cuesta 750 euros; el Iomega External SSD Flash Drive USB 3.0 128GB vale 389.00 euros; y el Iomega External SSD Flash Drive USB 3.0 64GB alcanza los 219.00 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,