El mando a distancia Harmony 200 de Logitech es un dispositivo sencillo y simple de manejar. Su precio, 20 euros, resulta muy económico. Es el equipo perfecto para reemplazar el mando a distancia titular si ha sufrido un accidente, o simplemente para tener uno de reemplazo como precaución. Además, es capaz de funcionar con diferentes dispositivos como televisores, reproductore de Blu-ray, DVD, set top boxes, sintonizadores de satélite, y muchos más..

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Con respecto a la calidad de construcción, poco hay que hablar, porque pertenece a la conocidísima familia Harmony, donde el fabricante ha incorporado todos sus conocimientos en electrónica y diseño. Como muestra basta decir que estos mandos a distancia son compatibles con 5000 marcas y más de 225,000 dispositivos electrónicos. Se adapta bien a la mano, y resulta muy sencillo llegar a los diversos botones. De todos ellos, el más importante es “Watch TV”, que permite encender y apagar hasta tres dispositivos con una sola pulsación


La verdad es que el salón de casa se complica cada vez más con tanto mando a distancia. El Harmony 200 Remote puede reemplazar hasta tres mandos a distancia mediante una simple configuración. De hecho, es posible disfrutar de una agradable sesión cinematográfica pulsando tan sólo un botón. Más fácil imposible, en especial si tenemos en cuenta que los botones son de gran tamaño y sensibles al tacto. Claro que para que pueda cumplir su tarea, antes hay que someterle a un simple proceso de configuración.

Para ello hay que utilizar el sistema de configuración en línea de Harmony. Es muy sencilla. En primer lugar, se crea una cuenta del usuario. A continuación, se introducen los dispositivos que integran el sistema de cine doméstico del salón. Por último, se conecta el mando a distancia al ordenador de sobremesa. El fabricante, de forma automática, se encarga de todo lo demás. Ciertamente hay muchas garantías de que este mandos funcione no sólo con los aparatos que tienes ahora, sino con la mayoría de los que compres en los próximos años.

Otras noticias sobre... ,