El Mobile World Congress 2012 está siendo, como siempre, una cita fructífera en lo que se refiere a nuevos lanzamientos en el sector de la telefonía móvil. Los principales fabricantes han escogido este evento para dar a conocer al mundo sus creaciones más arriesgadas e innovadoras. HTC no iba a ser menos y ha anunciado la llegada de una nueva línea de smartphones a su catálogo, bajo el nombre de HTC One.

Ya hemos visto las virtudes del HTC One X -la nueva “bestia” de los taiwaneses con procesador de cuatro núcleos– y el HTC One S -un terminal intermedio con prestaciones muy interesantes-. Todavía nos faltaba un terminal para completar la nueva familia de HTC, se trata del HTC One V. El dispositivo cuenta con un diseño inspirado en el ya conocido HTC Legend y, a pesar de ser el pequeñín de la familia, cuenta con una hoja técnica de lo más completa. Equipa una pantalla de 3,7 pulgadas, cámara de cinco megapíxeles, procesador de 1 Ghz, tecnología de sonido Beats Audio y costará tan sólo 350 euros. Analizamos al detalle todas sus características.

Diseño y pantalla

Tal y como adelantábamos en la entrada, el HTC One V tiene un diseño que sigue la estela del HTC Legend, con una forma en barra de esquinas redondeadas y la parte inferior (donde se sitúan las teclas táctiles) ligeramente curvada hacia adentro que se adapta a la cara cuando estamos hablando. El terminal es bastante compacto y delgado (120,3 x 59,7 x 9,24 milímetros), será muy cómodo de transportar en el bolsillo y tiene un peso relativamente liviano de 115 gramos con batería incluida.

La pantalla tiene un tamaño de 3,7 pulgadas en diagonal -bastante amplia para un terminal de gama media- y desarrolla una resolución de 480 x 800 píxeles que, sin acercarse a la alta definición, asegura imágenes definidas sin el molesto efecto pixelado. El panel reproduce hasta 16 millones de colores y es de tipo capacitivo, para que responda a toques suaves sin tener que ejercer presión. Por último y como ya es habitual en terminales táctiles, el HTC One V viene equipado con diversos sensores para que la visualización sea correcta dependiendo de la posición del móvil o la luz ambiente entre otras opciones.

Conectividad

Aunque el HTC One V no cuenta con todas las opciones de conexión que podemos encontrar en un gama alta tampoco echa en falta las necesarias para que el usuario pueda sacar el máximo partido del terminal. Así, permite el acceso a Internet mediante redes Wi-Fi de alta velocidad, siempre y cuando haya próximo un punto de acceso libre o del que se conozca la contraseña. Por supuesto también será posible navegar desde cualquier lugar con redes móviles 3G, un punto imprescindible en cualquier smartphone. Además se puede compartir la conexión móvil con un ordenador con el sistema conocido como Tethering, aunque tendrás que consultar si tu operador lo permite de forma gratuita o podrías llevarte una sorpresa con la factura.

El HTC One V también  podrá usarse como si fuera un navegador con la antena GPS y la ayuda de Google Maps que permitirán al usuario buscar direcciones o lugares de interés como restaurantes. Por otro lado, también podrás compartir archivos con tus amigos mediante el puerto inalámbrico Bluetooth, que además viene en la versión 4.0 que permite transferencias más fluidas y al mismo tiempo ahorra energía.

Pocas novedades entre los conectores físicos habituales en este tipo de terminales. Está el puerto MicroUSB 2.0 para cargar la batería y transferir archivos y la clavija de audio donde conectar los auriculares Beats Audio incluidos en el paquete (aunque también será posible conectar un altavoz).

Cámara y multimedia

Al contrario que sus compañeros de presentación que equipan cámaras de ocho megapíxeles, el HTC One V se conforma con cinco megapíxeles, que tampoco está nada mal. Aclaramos que los megapíxeles afectan al tamaño final de la imagen y no están relacionados con la calidad de la misma. En este punto entra en juego el sensor Backside Illumination que aprovecha más luz y dará buenos resultados incluso con condiciones de luz insuficiente, además viene con una lente muy luminosa con una apertura f/2.o y una distancia focal de 28 milímetros. No podía faltar el sistema de enfoque automático y el flash LED. La pega en este apartado es que la grabación de vídeo se queda en HD720p y no alcanza lo que conocemos como FullHD (1080p), en gran parte porque el procesador no tiene la potencia suficiente para poder realizar esta tarea. Un dato interesante es que será posible tomar fotografías mientras se graba un vídeo, como si fueran capturas.

En el apartado multimedia destaca la incorporación de la tecnología de sonido Beats Audio que mejora notablemente la calidad de la música y se complementa a la perfección con los auriculares incluidos. Por supuesto el HTC One V permitirá al usuario ver todo tipo de contenidos multimedia sin preocuparse por problemas de compatibilidad con ciertos formatos.

Procesador, memoria y sistema operativo

La potencia es el punto débil más marcado del HTC One V. Cuenta con un procesador de un sólo núcleo a una velocidad de reloj de un  Ghz, acompañado por 512 Megabytes de memoria RAM. Sin embargo hay que recordar que se trata de un dispositivo de gama media, por lo que esto será más que adecuado para que el rendimiento sea fluido.

Resulta extraño que HTC haya optado por introducir la última versión de Android (4.0 Ice Cream Sandwich) en un terminal de estas características, sobre todo si nos fijamos en otros dispositivos similares como el HTC Desire que se han quedado sin probar su ración de helado de crema por tener una ficha técnica discreta. En cualquier caso, esto supone una ventaja para los usuarios que adquieran este terminal ya que contarán con la plataforma más popular en la versión más actual, por lo que  será compatible con todas las aplicaciones disponibles en el Android Market. Como ya es habitual en smartphones de la marca, la interfaz de usuario es la HTC Sense en la versión 4.0.

En cuanto a la memoria interna, el terminal está dotado de un fondo de 4 Gb donde almacenar todo tipo de contenidos que además se podrán ampliar hasta 32 Gb adicionales con tarjetas MicroSD.

Autonomía

El HTC One V cuenta con una batería de 1.500 miliamperios de la que de momento desconocemos el tiempo aproximado de autonomía en uso y reposo. Estaremos atentos para ofrecer nuevos datos al respecto.

Opiniones

Con este terminal, HTC pretende atraer al usuario medio que no está dispuesto a pagar un precio excesivo por un smartphone avanzado o que simplemente no quiere un dispositivo muy complejo, y lo consigue. El móvil se mantiene en el segmento de otros dispositivos muy populares como el Samsung Galaxy Ace y no presenta características demasiado punteras. No obstante su hoja técnica está muy equilibrada y no se aprecian carencias importantes. Puestos a pedir, se echa en falta un procesador más potente que permita grabar vídeos en FullHD.

Ficha técnica

Estándar GSM 800/900/1800/1900
HSDPA 850/900/2100
Peso y dimensiones 120,3 x 59,7 x 9,24 mm
115 gramos
Memoria 4 GB ampliable con tarjetas microSD hasta 32 GB
512 MB de memoria RAM
Pantalla
Multitáctil capacitiva
3,7 pulgadas 480 x 800 píxeles
16 millones de colores
Cámara Sensor de 5 megapíxeles
Flash LED integrado
Graba vídeo HD
Multimedia Reproducción de música, vídeo y fotos
Formatos compatibles: MP3, eAAC+, WMA, WAV, MP4, H.263, H.264, WMV
Soporte JAVA
Soporte Adobe Flash Player 10.3
Android Market, Google Talk, Gmail, Google Maps, Google+, Facebook, MySpace, Twitter, Google Voice Search
Controles y conexiones Sistema operativo Android 4.0 Ice Cream Sandwich
Procesador a 1 GHz
3G (HSDPA / HSUPA)
Wi-Fi 802.11 a/b/g/n
Wi-Fi Hotspot
GPS con soporte A-GPS
Bluetooth 4.0 con EDR
Acelerómetro
Sensor de proximidad
microUSB 2.0
Salida de 3,5 milímetros para auriculares
Autonomía Batería de 1.500 miliamperios
+info HTC

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...