iOS 7

El nuevo sistema operativo de Apple para móviles y tabletas, iOS 7, puede hacer muchas cosas. Ha incorporado un gran número de novedades y sorpresas, que van desde el lavado de cara que se ha efectuado al diseño general de la plataforma hasta aplicaciones y utilidades como el Centro de Control o el sistema antirrobo. Algunas de las nuevas prestaciones son muy sorprendentes, pero ninguna tanto como la habilidad de hacer que el iPhone en el que se instale iOS 7 adquiera, de repente, la peculiaridad de ser resistente al agua. Se trataría esta de una característica increíble, precisamente porque no se puede creer. Y esto, porque es sencillamente imposible.

iOS 7

Sin embargo, parece que la ingenuidad de no pocos usuarios ha pasado factura al difundirse por Internet un falso anuncio de iOS 7 en el que se anunciaba la flamante nueva capacidad del iPhone de aguantar chapuzones y salpicaduras de agua tras actualizarse a la nueva versión de la plataforma. Como suena. Una broma, muy bien ejecutada, dicho sea de paso, campó a sus anchas por la red, anunciando que con la nueva actualización de sistema, el iPhone incorporaba un comando que, al ser activado, bloqueaba las entradas al interior del dispositivo accionando unos resortes que impermeabilizarían toda la circuitería del dispositivo. En definitiva, un disparate tan sorprendente que, quizás por mágico, sólo podía haber sido ejecutado por Apple.

Pero no. Ni los iPhone equipan unos resortes latentes que hasta el momento habrían estado acumulando polvo a la espera de órdenes ni iOS 7 incluye el comando que los activa. Todo mentira. Todo broma. Pero de las buenas. Y de las caras. Porque según hemos conocido a través de The Independent, ha habido insensatos que han puesto sus iPhone como los garbanzos, en remojo, esperando que el manzanófono saliese indemne de la situación. Como es lógico, el proceso acaba por convertir el teléfono de Apple en un caro y húmedo pisapapeles, arrancando la evidente reacción en dos episodios por parte de los propietarios: sorpresiva consternación, en un primer momento, y chorreante cabreo, en segundo lugar.

iOS 7

Cuesta creerlo, pero realmente la broma llegó a ser tomada en serio por parte de muchos propietarios del iPhone. Y eso que la creatividad que compone la broma, pese a resultar fidedigna por emplear tipografías e imagen ligadas a Apple, recurre a una descripción de la nueva prestación realmente descacharrante, asegurando, por ejemplo, que accionando la función de impermeabilización el teléfono «se hace capaz de detectar cambios bruscos en la termo-distribución», asegurando además que «la resistencia al agua está cubierta por la garantía de Apple». Esto último es especialmente sangrante cuando sabemos que la garantía de Apple ni siquiera se ajusta a la legislación española —recordemos que la multinacional de Cupertino se empeña en trasladar a sus clientes que sus equipos sólo están protegidos durante el primer año, cuando la normativa de nuestro país es clara en materia de consumo, extendiendo la garantía obligatoria durante los dos primeros años—.

Huelga decir que quienes le hayan dado a iPhone el nada recomendable chapuzón de prueba, no obtendrán respuesta por parte de Apple cuando traten de invocar a su garantía. Lo único que recibirán será un encogimiento de hombros y una palmadita en la espalda. Y quizás, a lo sumo, la advertencia de que sean más precavidos la próxima vez.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,