iOS 8 ya está aquí. La última versión del sistema operativo para iPhone, iPad y iPod Touch fue lanzada el pasado miércoles día 17 de septiembre y con ella llegan muchas mejoras, y las que están por venir. El diseño no ha cambiado apenas, Apple ya lo hizo el año pasado con iOS 7 y han mantenido la misma estética con algunos detalles un poco más pulidos. La gran novedad de iOS 8  no es una función concreta, sino el cambio de dirección de Apple, que por fin abre su sistema a los desarolladores y ahora podrán integrar sus servicios en el sistema. Esta entrega también estrena novedades como Continuidad, que hace que los dispositivos Apple estén más integrados que nunca, o iCloud Drive, una especie de Dropbox para terminales de la manzana. Hemos estado probando iOS 8 en un iPad mini con pantalla Retina y un iPhone 5, os contamos nuestras primeras impresiones.

Interfaz y manejo

Como decíamos, el diseño ya cambió con iOS 7 y en esta ocasión Apple ha mantenido la misma estética. Hay algunos apartados que se han pulido, como por ejemplo el Centro de Control, que tiene un fondo más translúcido y sus iconos tienen un diseño más sintético. La interfaz de multitarea que se estrenó con la anterior versión sigue manteniendo el mismo aspecto, pero ahora nos muestra iconos circulares en la parte superior con los contactos que usamos más a menudo, para tenerlos más a mano. Lo malo de esta característica es que nos obliga a pulsar el botón de inicio para acceder a ella y con el tiempo esta pieza se gasta, pudiendo llegar a dejar de funcionar.

Los menús siguen organizados igual que estaban, de hecho toda la estructura del sistema sigue siendo igual que siempre y no se notan cambios a la hora de manejar el dispositivo. Lo que ha hecho Apple con iOS 8 es continuar la idea que iniciaron con iOS 7, pero mientras iOS 7 centraba todos sus esfuerzos en el diseño, con iOS 8 le llega el turno a las funciones, dando más protagonismo a los desarrolladores. El potencial de iOS 8 se seguirá desplegando conforme lleguen nuevas aplicaciones que aprovechen todas estas novedades para desarrolladores. De momento ya se pueden experimentar algunas de estas mejoras, pero seguirán aumentando con el tiempo.

Integración

Una de las pegas que tenía iOS era la poca capacidad de maniobra de los desarrolladores a la hora de integrar sus aplicaciones en el sistema. Por ejemplo, si queríamos compartir una foto desde el carrete sólo teníamos una serie de opciones disponibles y no se podían añadir nuevas. Poco a poco Apple fue integrando nuevos servicios, empezando por Twitter, después Facebook y finalmente Flickr y Vimeo, pero más allá de esto el menú de Compartir no tenía más opciones. Ahora los desarrolladores podrán integrar sus aplicaciones en este menú, de esta forma podremos compartir una foto en Instagram, Tumblr u otro servicio sin tener que salir del carrete de la cámara. Es una función bastante básica que está presente en Android desde el principio, les ha costado pero por fin los iPhone también la tienen. Con esta nueva opción el sistema se vuelve más intuitivo, ahorrándonos ir y venir entre aplicaciones.

Widgets

Widgets, una palabra que no pensábamos que pudiéramos asociar a Apple, y es que la compañía se ha resistido durante las siete entregas anteriores de su sistema operativo. El argumento para que esta característica no hubiera llegado todavía a los iPhone es que los widgets consumen batería y ralentizan el sistema. Lo que ha hecho Apple es integrar estas pequeñas herramientas en el Centro de Notificaciones, de forma que sólo las consultamos cuando nosotros queremos y no están activas en todo momento.

El Centro de Notificaciones se sigue activando igual que siempre, es decir, deslizando desde la parte superior de la pantalla hacia abajo. Los widgets de iOS 8 se colocan en la primera pestaña del desplegable de notificaciones y se muestran uno encima de otro, no hay posibilidad de cambiar su tamaño o colocar uno al lado de otro. Para poder añadir widgets hay que tener instalada alguna aplicación con opción de widget -la App Store ya cuenta con una sección especial. Si deslizamos hasta la parte inferior de la pantalla veremos el botón Editar, aquí hay que activar los widgets que queramos y también establecer su orden, por ejemplo podemos poner el widget de Tiempo en la parte superior. De momento la oferta de aplicaciones con widget en la App Store no es muy amplia, pero irá creciendo poco a poco.

Teclados

iOS 8 estrena nueva teclado, lo han bautizado QuickType y no es más que un teclado con texto predictivo como el que ya conocemos por otros sistemas. Cuando empezamos a escribir una palabra, el sistema nos ofrece una serie de sugerencias que aparecen sobre el teclado, de esta forma podemos pulsar en una de ellas y ahorrarnos teclear toda la palabra. Se ha mejorado la precisión y ahora si nos equivocamos suele acertar más a menudo, aunque de momento no notamos una mejora tan grande como esperábamos. Desde Apple aseguran que el teclado va mejorando con el tiempo conforme aprende nuestra forma de expresarnos, pero de momento no es una característica que nos haya sorprendido en absoluto, de hecho lo consideramos muy mejorable. Al usarlo en el iPad mini no nos deja seleccionar palabras haciendo un doble toque sobre ellas, y si escribimos muy rápido parece como si nos comiéramos letras, como si el teclado fuera más lento que nosotros. En el iPhone 5 no nos ha dado tanto la lata.

De nuevo son los desarrolladores los que tienen en su mano la opción de mejorar esta opción creando teclados nuevos. La App Store ya cuenta con varios disponibles, aunque sólo dos de los seis que hay son gratuitos. A partir de ahora se puede escribir de más formas, como por ejemplo a mano alzada con el dedo o un lápiz táctil. También hay un teclado para que podamos escribir sin levantar el dedo, una función que se estrenó en Android y que también está presente en Windows Phone. Del mismo modo que con el resto de novedades para desarrolladores, la oferta de teclados irá ampliándose con el paso del tiempo.

Notificaciones interactivas

Otra de las mejoras que vienen con iOS 8 son las notificaciones interactivas. Apple ha ido mejorando su sistema de notificaciones muy poco a poco y por fin existe la opción de contestar las notificaciones directamente sin tener que abrir ninguna aplicación. Por ejemplo, cuando nos llega un mensaje aparece como una pequeña  tira en la parte superior de la pantalla. Si lo queremos ignorar basta con deslizar hacia arriba y desaparecerá, pero si deslizamos hacia abajo se abre un cuadro para introducir texto y contestar directamente, así no dejamos lo que estábamos haciendo. Por el momento hemos intentado probarlo con varias aplicaciones y no funciona en todas, como por ejemplo Facebook o Whatsapp, aunque se solucionará cuando se actualicen ambas aplicaciones. Sí que nos ha funcionado en iMessage, y además nos ofrece varias respuestas posibles para que ahorremos tiempo.

Otras funciones

Estas son las características que más destacan en iOS, pero no son las únicas, hay muchas más novedades en la última entrega para iPhone y iPad. A continuación enumeramos algunas de ellas.

Mail: La aplicación de correo electrónico nativa de Apple viene con muchas más funciones para hacer su manejo más intuitivo y cómodo. Por ejemplo podemos ejecutar acciones como eliminar, marcar o responder un mensaje sólo con deslizar desde la izquierda sobre él. Si deslizamos desde la derecha lo podemos marcar como leído o como no leído, según lo tengamos etiquetado. También cuenta con una opción que nos notifica cuando nos responden a un mensaje concreto.

En Familia: Esta función sirve para vincular hasta cinco ID de Apple que podrán compartir compras entre sí y hasta usar la misma tarjeta de crédito. Está pensada para familias y permite editar los permisos de cada miembro, por ejemplo para hacer que los más pequeños no puedan descargar aplicaciones de pago. Además de para las compras, En Familia también crea un álbum de fotos compartido automáticamente.

iCloud Drive: Es la versión de Google Drive o Dropbox para dispositivos Apple. A partir de ahora ya podemos almacenar todo tipo de archivos y organizarlos en carpetas en nuestra nube personal. Con esta característica podemos mantener sincronizados documentos entre cualquier dispositivo ya que podemos acceder a los archivos desde cualquier navegador, pero además se puede instalar en cualquier Mac con OS X Yosemite (próximamente) o PC con Windows 7 o una versión superior. Lo malo de esta función es que no funciona con dispositivos anteriores a iOS 8 y Yosemite.

Continuidad: Apple ha creado una característica que lleva la integración entre sus dispositivos a un nuevo nivel. Con esta función es posible contestar llamadas desde nuestro iPad o incluso desde el Mac o continuar escribiendo un documento de Pages en el ordenador por donde lo habíamos dejado en el iPad. La función Handoff funciona con las aplicaciones nativas de Apple como Mail, Numbers, Keynote, Mapas, Calendario o Contactos. De momento Mac OS X Yosemite no ha sido lanzado, por lo que no hemos podido probar esta característica en profundidad.

Health: la nueva aplicación de Apple es como una especie de libro donde registramos datos sobre nuestra salud y actividad física. Sin embargo, cuando la abrimos por primera vez la encontraremos vacía. Salud recopila datos de otras aplicaciones deportivas, que monitoricen el sueño o las calorías consumidas, hasta que no instalemos varias no aparecerán los datos. También deja crear una tarjeta médica con datos de interés en caso de emergencia (alergias, enfermedades, contactos de emergencia, etc).

Siri: el asistente de voz de los iPhone y iPad no es una novedad de iOS 8, pero como con cada nueva versión ha aprendido algo nuevo. En este caso Siri es capaz de reconocer canciones gracias a la integración con Shazam. Basta con decirle “¿Qué canción está sonando?” y nos contestará con el título y hasta un enlace a la tienda iTunes para que la compremos.

Consejos: Si has actualizado a iOS 8 te habrás dado cuenta de que hay un nuevo icono en tu escritorio. Apple ha incluido una aplicación que nos ofrece consejos para sacarle más partido al sistema. Se irá renovando y añadiendo nuevas recomendaciones con el paso del tiempo.

Conclusiones

iOS 8 es la actualización más importante que ha recibido el sistema operativo de los iPhone y iPad. El año pasado iOS 7 pareció un cambio muy radical, pero se quedaba únicamente en la superficie, ahora la compañía ha dado un giro importante a su política, incluyendo cambios mucho más profundos que afectan a la funcionalidad. Por el momento no podemos experimentar todo el potencial de estos cambios y habrá que esperar un tiempo a que todo se asiente, aparezcan más aplicaciones y se vayan puliendo detalles. La idea de los teclados promete, así como los widgets, aunque menos ya que están algo escondidos. La integración de más aplicaciones en el menú Compartir también es una mejora muy necesaria, así como la opción de insertar nuevos filtros en la aplicación de la cámara. Sin embargo, mientras dan más manga ancha por un lado, siguen apostando por funciones propietarias que no sólo no son compatibles con otras plataformas, sino que no son ni siquiera compatibles con iPhone en versiones más antiguas -hablamos de iCloud Drive. En general la primera impresión es buena, pero nos deja un poco a medias en el sentido de que todavía le queda mucho por crecer.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , ,