El verano ya ha superado su ecuador y septiembre se va acercando poco a poco, y con él llegarán infinidad de lanzamientos de smartphones y otros dispositivos móviles. La feria IFA se celebra los primeros días del mes, pero el evento más esperado de la vuelta al cole es otro: la presentación de los nuevos iPhone 6S. Como ya viene siendo habitual, Apple celebra un evento cada mes de septiembre para presentar nuevos iPhone, y todos los rumores y filtraciones indican que este año veremos dos terminales que se llamarán iPhone 6S y iPhone 6S Plus. Apple repetirá la fórmula de lanzar su smartphone en dos tamaños (4,7 y 5,5 pulgadas) y habrá otras coincidencias con los iPhone 6, pero también habrá novedades. Los iPhone de la serie S se caracterizan por mantener el mismo diseño de la generación anterior, pero introduciendo algunas mejoras importantes a nivel de hardware. El iPhone 4S trajo Siri, el iPhone 5S hizo lo propio con TouchID y en este caso los iPhone 6S podrían traer el sistema Force Touch a la pantalla. El blog RedmondPie ha publicado un vídeo-concepto en el que se muestra cómo podría funcionar Force Touch en el iPhone 6S.

http://youtu.be/CEMmnsU5fC8

Es uno de los rumores que más se ha repetido en los últimos meses. Apple estrenó la tecnología Force Touch con el Apple Watch y más tarde la integró en el trackpad del nuevo MacBook, por lo que el siguiente paso lógico sería integrarla también en su gama de smartphones. Este sistema detecta la presión que ejercemos al tocar la pantalla para poder ejecutar distintas acciones, algo así como el clic derecho del ratón del ordenador. El diseñador Maximilian Kiener ha tenido en cuenta el funcionamiento y ha elaborado un vídeo en el que muestra uno de los posibles usos de Force Touch en un iPhone. La propuesta de Kiener afecta al Centro de Control, el panel emergente desde el que podemos activar distintas conexiones.

El concepto consiste en distinguir entre toque simple  o toque con presión. Si hacemos una pulsación sobre la herramienta WiFi, esta se conectará o desconectará, exactamente igual que sucede actualmente en iOS. Sin embargo, al pulsar con algo más de fuerza nos lleva directamente al apartado de Ajustes correspondiente, en este caso el de WiFi, para que podamos configurar más opciones. Este es el único ejemplo que nos ofrece Kiener, pero va muy en la línea de lo que Apple podría estar planeando para esta tecnología. La idea de Force Touch es que podamos ejecutar más acciones con el mismo input, es decir, el toque de nuestro dedo, de forma que nos permitiría movernos de forma más fluida por la interfaz. El analista Ming Chi Kuo, especialista en la marca de la manzana, aseguró hace tiempo que el sistema Force Touch de los iPhone 6S sería distinto al del Apple Watch. En lugar de medir únicamente la presión, también detectaría la superficie de presionado. El próximo  mes de septiembre saldremos de dudas.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...